ECONOMIA CAMBIA EL MERCADO DE CAPITALES

Con el blanqueo, toman forma ocho opciones para el inversor

Los fondos comunes se multiplican con formatos especiales para el mercado inmobiliario o el agro. Novedad: la apuesta al peso.

El blanqueo de capitales abrió una puerta para que nuevas herramientas financieras se instalen en el mercado.

Se trata de instrumentos que nacieron a la luz del sinceramiento que estará vigente hasta marzo de 2017, muy utilizados en el exterior, como los fondos comunes cerrados de inversión que no permiten la entrada y salida de sus participantes y deben tener, según las normas de AFIP, inmovilizado el monto a sincerar por cinco años.

Narciso Muñoz, ex presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), señala: “Hay nuevas opciones, y los fondos cerrados (Nota del R.: en los que los inversores que los crean permanecen hasta el fin del proyecto) pueden ser los que más desarrollo tengan, pero también están los de tipo inmobiliario, agropecuarios, de energía, que bajo diferentes condiciones pueden mostrar un gran desarrollo de ahora en adelante”. Vale recordar que en los fondos de inversión abiertos, los inversores pueden salir durante el proyecto.

De acuerdo con Muñoz, todavía se deben dar ciertas condiciones para que se observe dicho repunte. “Se esperan cambios en la Ley de Capitales que clarifiquen el tratamiento impositivo que tendrá, porque por el momento tienen una doble tributación (paga impuestos el fondo y también el individuo) pero la expectativa del mercado es que eso se resuelva”, aclaró el ex titular del organismo de control.

Los fondos comunes para desarrollos inmobiliarios fueron los que se lanzaron con mayor rapidez, de la mano de desarrolladoras y que “pueden generar rentabilidad tanto por alquileres como por el capital mientras se cumplen los cinco años en los que el inversor que blanquea debe pernanecer en el fondo”, agregó Narciso.

Las vaquitas. También tienen potencial los fondos agropecuarios. El rendimiento de la cría de ganado dependerá del precio de comercialización del kilo y llegan en unos cuatro años. Los fondos comunes de inversión agrícolas también son una novedad para los inversores, tienen mayor rotación y dan rendimientos en el primer año, aunque las ganancias dependen de los precios internacionales de cada cultivo.

A juzgar por el resultado de las licitaciones en el sector energético, los fondos comunes que se orienten a desarrollo de energías limpias podrán despegar con fuerza en 2017, mientras que los fondos abiertos tendrán un desarrollo limitado ya que por el momento podrán ser utilizados como “parking”, es decir, en forma transitoria hasta que entren en vigencia nuevas normas para los fondos cerrados.

Esas opciones que permiten no pagar la penalidad de 10% del capital blanqueado entrarán en competencia con el bono a 7 años, que requiere un tercio del capital a exteriorizar y queda inmovilizado por 4 años, con rendimiento de 1% anual. El bono a 3 años ya venció el mes pasado, con magros resultados según estimaciones privadas.

Semanas clave. Hay expectativas en los bancos porque desde mañana se espera una mayor afluencia de ahorristas para adherir al blanqueo, ya que quedarán quince días para la exteriorización de efectivo. “Se vienen dos semanas muy calientes a fines de octubre para los fondos locales”, dijo Gabriel Martino, CEO del HSBC.