ECONOMIA LA BRECHA BAJO AL 53%

Con la City controlada, colocarán US$ 1.000 millones con otro bono

El Gobierno consigue financiamiento en pesos a un costo atado a una eventual devaluación. El contado con liqui cayó a $ 12,82.

Foto:Cedoc

La estrategia “llegar-a-enero” sigue en marcha. Con la City controlada, el Ministerio de Economía sigue financiándose con bonos atados a la evolución del dólar oficial (dollar linked), de manera tal de cubrir gastos corrientes y descomprimir los niveles de emisión del Banco Central.

Ayer emitió un bono con vencimiento a 2018, un plazo de dos años por arriba de la emisión de mediados de octubre. El nuevo bono, denominado Bonad 2018, según informó ayer la cartera que conduce Axel Kicillof, se licitará, en uno o más tramos, hasta US$ 1.000 millones, que pagará una tasa anual del 2,4% (la del Bonad 2016 era del 1,75%).

El título, emitido en dólares pero para suscribir y pagar en pesos a tipo de cambio oficial del Banco Central, tiene una duración de 40 meses y paga capital e intereses al vencimiento. El primer tramo de la licitación, por un monto mínimo de US$ 500 millones ampliable, se realizará el próximo jueves.
Existe una fuerte demanda de los títulos atados al tipo de cambio en el mercado y tras una buena recepción del Bonad 16 en octubre. Según operadores del mercado, si bien la expectativa de devaluación en lo que resta del año es baja, la cobertura en dólares para 2015 resulta atractiva para los inversores.

De cara al próximo año, el Estado enfrenta vencimientos por cerca de US$ 15 mil millones, de los que unos US$ 5.700 millones corresponden al pago del Boden 2015 en octubre. La posibilidad de una reestructuración de ese bono ganó fuerza en el marco de la disputa con los fondos buitre. Fuentes consultadas por PERFIL señalaron que US$ 1.100 millones están en manos de grandes inversores, mientras que el resto se reparte entre retail, banca privada y fondos locales –estos últimos concentran unos US$ 170 millones), por lo que “está muy atomizado y la propuesta deberá ser atractiva”, aseguraron.

Pax. El anuncio del nuevo bono coincidió con una fuerte baja del dólar contado con liquidación, que perforó el piso de los $ 13 y promedió los $ 12,82 ayer. La baja arrastró la cotización del dólar blue, que se negoció a un promedio de $ 13,10, y así ambas cotizaciones alcanzaron su nivel más bajo en los últimos tres meses.

En tanto, la brecha entre el dólar oficial y el blue terminó la semana en 53%, registrando también su mínimo en tres meses, luego de que el dólar oficial se vendiera en casas de cambio a $ 8,52. La pregunta en la City es hasta cuándo dura la calma. En este contexto, el Banco Central aprovechó a comprar US$ 140 millones y dejó las reservas en US$ 28.118 millones, 200 millones más que hace una semana.



Paola Quain