ECONOMIA LOS ACTIVOS DEL BCRA, VOLVIERON A NIVELES DE 2013


Con más de US$ 35 mil millones de reservas, buscan que el dólar no baje

Se acreditó el ingreso de divisas de la colocación de deuda. La cosecha y más emisiones de deuda abren un trimestre de fuerte oferta cambiaria.

Las reservas subieron y alcanzaron ayer su máximo desde agosto de 2013, con US$ 35.845 millones después de que contabilizara el ingreso de los dólares por la colocación de deuda del Gobierno, que aún no tienen otro destino. De esta forma, las arcas de la autoridad monetaria sumaron US$ 6.662 millones con respecto al cierre del jueves, mejorando también las proyecciones de los especialistas hacia fin de año, con un desafío para el próximo trimestre: que el flujo de divisas por la cosecha y colocaciones privadas no tiren para abajo el tipo de cambio.
Según los datos oficiales difundidos por la entidad, el ingreso neto por la colocación de deuda soberana fue de US$ 7.047,9 millones. El resultado, sujeto a ajustes, también comprendió pagos a organismos internacionales, y variaciones de divisas y otros intrumentos financieros en manos de la entidad.
Maximiliano Castillo Carrillo, director de ACM, señaló a PERFIL: “Es muy probable que por la estacionalidad propia de la demanda y oferta de divisas en los próximos tres meses se observe una presión a la baja del tipo de cambio, más aún si seguimos observando una tasa de interés en pesos elevada”. Según advirtió, el Banco Central sentirá esta presión y por eso explica medidas que se tomaron en la semana como la liberación del cronograma de importaciones.
Con todo, las pizarras mostraron un tipo de cambio con mucha estabilidad en los últimos días. En la semana, el dólar trepó 12 centavos y terminó a $ 14,68 para la venta. “No me sorprendería que llegue a un piso de $ 13,70 en los próximos tres meses”, sostuvo Ezequiel Asensio, economista y socio de Nogal Consultores. Según sus cálculos, hasta junio la demanda de divisas por parte de individuos cayó, en especial en turismo, la oferta estará alentada por los dólares que puedan entrar como inversión directa después de la salida del default, compras de empresas, liquidación de la agroindustria, y es por eso esperable que se conozcan más medidas para elentar a la demanda. Sin embargo, Castillo Carrillo aseguró: “Hoy ninguna medida económica es gratuita, por ejemplo, si se busca recomponer reservas, también se deben emitir pesos para comprarlas, y el contexto no es favorable”.
Aún así, esperan que a fin de junio las arcas del Banco Central tengan unos US$ 32.500 millones y a diciembre unos US$ 33.600 millones, cifras que suponen que se llegaa un acuerdo con el resto de los holdouts. “Hay que tener presente que la meta del Gobierno es de inflación, no de tasa de interés o de tipo de cambio, por lo que todo irá ajustándose a eso.
Desde Econométrica, Ramiro Castiñeira destacó, “la clave será seguir de cerca la tasa de interés, si sigue alta en torno a 38% vemos que no hay confianza en el plan de Gobierno, y no entraron muchos dólares o la inflación no baja”.

Paola Quain