ECONOMIA SUBIERON LAS RESERVAS

Con más oferta que demanda, el nuevo dólar retrocedió a $ 13,60

Las cerealeras liquidan divisas, pero no compran importadores. Con el aguinaldo, ahorristas buscarían billetes a menos de $ 14.

Una devaluación de 42% y un dólar de $ 13,60 para la venta en las pizarras es el resultado final de una semana marcada por el fin del cepo cambiario. Tras cuatro años de restricciones para la compra de dólares, se despejaron los temores de un tipo de cambio en torno a los $ 15 por el bajo nivel de reservas del Banco Central.
La unificación del tipo de cambio anunciada el miércoles por el ministro de Economía Alfonso Prat-Gay, tiene, en sus dos días hábiles de vida, un escaso volumen de operaciones en el terreno de los grandes jugadores, debido a que los bancos debieron adaptar sus sistemas el jueves, pero en donde la ventas de divisas por parte de la cerealeras hicieron que el jueves, el tipo de cambio en ese mercado bajara de $ 13,90 a $ 13,40 y el viernes de $ 13,40 a $ 13,25, un valor muy por debajo de lo previsto.
La oferta de divisas provino en su mayor medida, por parte de las cerealeras que, según aclaró el ministro el miércoles, se comprometieron a liquidar unos US$ 400 millones en un plazo de tres semanas. Por el lado de la demanda, en cambio, se vieron algunos importadores y las entidades financieras tuvieron una mínima participación por la demora en la adecuación de los sistemas informáticos.
“Tanto bancos como cerealeras esperaban un dólar entre 14 y 15 pesos el jueves, pese a que el tipo de cambio resultó estar por debajo de eso, las liquidaciones comenzaron”, señaló el responsable de una mesa de cambios que agregó, “creemos que la baja que se observó en estas dos primeras ruedas está vinculada a que muchos de los importadores todavía no aparecieron”.
En lo que se refiere a las operaciones de los ahorristas, las casas de cambio vendieron dólares al público parcialmente ayer, después de haberse mantenido casi inactivas el día previo, ante la espera de las normas del Banco Central y la adaptación de los sistemas. Se determinó, que se podrá comprar con dinero en efectivo hasta US$ 500 dólares, quienes realicen compras por montos superiores, deberán hacerlo por un mecanismo bancarizado y quedó liberado el mismo monto que regía antes de la instauración del cepo cambiario, de US$ 2 millones mensuales.
En las casas de cambio esperan que el pago del aguinaldo presione parcialmente el valor de la divisa. “Es posible que si el público observa cotizaciones por debajo de los $ 14 en los próximos días, demande billetes”, señalaron.
Gastón Rossi, director de LCG, señaló: “No dejó de sorprender que sin haber recibido los dólares en reservas, y sin tomar medidas graduales, hayan retirado las restricciones”, y agregó que fue un gran logro que las reservas no hayan caído ni se hayan formado filas en las casas de cambio. Hacia delante, “todavía falta que los importadores retomen un ritmo normal”.

Paola Quain