ECONOMIA BOLSILLO GANA-VOTOS

Con mejores datos, esperan que la economía ayude en las elecciones

Cuando anunció que la pobreza estaba en 32,2% y planteó que recién desde ahí esperaba que lo juzgaran en su gestión, el presidente Mauricio Macri estaba marcando un punto de partida que en realidad se extiende a todos los indicadores.

PERFIL COMPLETO

LINEA. Macri, cuando llamó a ejecutivos a “romperse el traste”.
LINEA. Macri, cuando llamó a ejecutivos a “romperse el traste”. Foto:Pablo Cuarterolo
Cuando anunció que la pobreza estaba en 32,2% y planteó que recién desde ahí esperaba que lo juzgaran en su gestión, el presidente Mauricio Macri  estaba marcando un punto de partida que en realidad se extiende a todos los indicadores. En la Casa Rosada apuestan a que desde fin de año arranque una sucesión de datos positivos que reflejen la esperada reactivación luego de un año de devaluación, ajuste de tarifas, caída del consumo y deterioro del empleo que le ha esmerilado el respaldo incluso de algunos de sus votantes.

En la conducción económica, como también lo esperan algunas figuras de la oposición, aguardan en principio un repunte del consumo desde diciembre, sobre todo si se generaliza el bono de fin de año, con $ 20 mil millones que llegarían a la calle, según economistas.

“Vamos a volver a crecer, tal vez a fin de año, pero seguro el año que viene”, dijo de hecho Macri ante empresarios en el almuerzo del jueves en el Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (Cicyp). Esa será otra clave del camino hacia octubre: en breve la estadística tirará un centro ya que empezarán desde enero las comparaciones con el 2016 recesivo y no con el 2015 de empuje electoral como hasta ahora. El anhelo oficial es que ese clima se potencie, como espera el Banco Central, en el verano, con dos o tres meses seguidos de inflación contenida aún en períodos estacionalmente complicados.

En marzo, además, termina el blanqueo y el sueño es que entre el grueso de los dólares del exterior tras el boom minorista de estos días. También en marzo, pero sobre todo en septiembre, se conocerán datos de pobreza, que con menos inflación ya descuentan que mejorarán. “Y todo mientras crecerá el universo de jubilados que cobra la reparación histórica”, se frotan las manos, esperando que la realidad los confirme.