ECONOMIA ‘LA BOLA DEL MILLON’

Con una instalación, el dólar blue llegó a la muestra ArteBA

Con esferas de vidrio llenas de dólares y pesos triturados un ex funcionario del BID representa la cotización del mercado paralelo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Marcelo Aballay

La tensión cambiaria llegó hasta el glamour de la muestra ArteBA, que termina hoy. Un ex técnico del BID sorprendió con una instalación que refleja a través de esferas de vidrio llenas de dólares y pesos triturados la cotización del dólar en el mercado paralelo. Su objetivo es llamar la atención sobre problemas económicos como la inflación y los saltos en el tipo de cambio, y hasta los límites del sistema monetario.

El venezolano Alberto Echegaray Guevara vivió desde los 10 años en la Argentina, y estuvo una década en los Estados Unidos. Trabajó en biotecnología y banca internacional, entre múltiples emprendimientos que incluyen haber coordinado las redes sociales de la última campaña del antichavista Hernán Capriles en Venezuela. Ahora, en un espacio de veinte metros cuadrados en el predio de La Rural dispuso una bola de cristal de Murano, que se produce en Venecia, con diez kilos de billetes de cien dólares molidos, equivalentes a un millón de dólares, y once esferas de vidrio también con un millón de pesos en papeles de cien triturados, que pesan unos 9,6 kilos cada una. Una esfera con dólares y once esferas con pesos, una relación similar a la cotización del tipo de cambio blue o ilegal que estaba vigente mientras craneaba la instalación, antes de la última corrida que lo llevó a 12 en las últimas horas. “La inflación es un tema crítico y es un desafío expresarlo en el arte”, apunta en diálogo con PERFIL en su estudio.

Echegaray Guevara solicitó hace dos años al Bureau of Engraving and Printing en el Tesoro llevarse parte de los billetes que el gobierno saca de circulación, destruye y luego tira a la basura. Pidió autorización a la Reserva Federal y se trajo al país dos bolsas con un millón de dólares triturados cada una. En el Banco Central de la Argentina, en cambio, le dijeron que no se informan los montos del dinero que se destruye y le negaron el acceso a la plata desechada.

Echegaray Guevara se fue a los basurales de la Ceamse donde se arrojan semanalmente bolsas repletas de billetes de todas las denominaciones. Abundan los de cien, que son los que más se están imprimiendo y reemplazan los de Evita.
Con bolsas de dólares y pesos triturados, se puso a estudiar simbología sagrada y se dio cuenta de que había algo con las esferas, asociadas con la perfección que hizo contrastar con todo lo que significa el dinero que muestran en su interior: imperfección, suciedad, energía, consumo, materialidad.  Un galerista amigo le abrió las puertas de ArteBA, la tradicional exposición que acaba de inaugurarse, y debutó con una instalación que no sólo refleja la obsesión por el dólar de los argentinos. También se mete en la historia de las monedas con una profecía del autor: de la marca con una S atravesada por un clavo que se les tatuaba a los esclavos y terminó simbolizando el signo pesos en la actualidad, el mundo de los medios de pago electrónicos puede terminar evolucionando a biochips injertados en los cuerpos, como hoy ya se aplican en el sistema de salud de Estados Unidos. Después de ArteBA, este empresario-artista pretende llevar instalaciones similares por el mundo.



Jairo Straccia