ECONOMIA

Consejos para atravesar contextos de incertidumbre

PERFIL COMPLETO

Los líderes de Argentina están acostumbrados a los contextos de incertidumbre, ésos que obligan a replantear las reglas del juego permanentemente. Este es el desafío, hoy, para cualquiera que se encuentre en una posición de liderazgo pero, principalmente, para aquellos que tienen sobre sus espaldas la decisión final y estratégica del rumbo que debe tomar una compañía.
Del sondeo realizado por PERFIL a nuestros CEO surgió que, ante la actual situación coyuntural, el 43% piensa frenar o replantear los planes estratégicos de sus empresas. Es aquí donde el líder debe utilizar al máximo todas las herramientas disponibles para no entrar en pánico o temer por decisiones equivocadas. En Vistage sabemos que la “soledad” del número uno en contextos de incertidumbre se hace dura de sobrellevar. Por ello, una de nuestras principales sugerencias es rodearse de un entorno de pares donde intercambiar ideas para una toma de decisiones estratégicas alimentada por las experiencias de nuestros pares.
A partir de mi trabajo y contacto con más de dos mil líderes empresariales desde hace casi 15 años, les transmito algunas recomendaciones para atravesar del mejor modo posible escenarios complejos y de incertidumbre.
Recomiendo, en primer lugar, dedicar tiempo a relevar nuestro capital humano y material. Reorganizarlo, planificar nuestras acciones tanto como podamos, tercerizar costos fijos, reducir nuestro aislamiento para que no nos amedrente el escenario cambiante. Además, siempre es útil:
1. Definir un plan mes por mes para los próximos doce meses junto a nuestro entorno más cercano y leal y generar el compromiso de todas las partes. Definir un capitán para nuestro plan, que podremos ser nosotros o terceros, según cómo lo estemos diseñando.
2.  Implementar el plan rápidamente y evitar la habitual “parálisis por análisis” que a veces ocurre cuando hay tiempo y no hay tormentas. Un margen de error será preferible a la nada.
3. Generar ingresos sustentables. Identificar a los clientes y los productos o servicios más rentables. Trabajar en acciones que agreguen valor a lo que ya hacemos para generar más ingresos.
4. Reducir costos. La realidad es que “no existen costos fijos”. Todo puede analizarse.
5. Chequear líneas de costos y gastos. Con cuidado de no quitar aquello cuya eliminación podrían atentar contra la moral de la persona afectada. Evite perder a los colaboradores más valiosos. Completar el proceso y revisarlo; podrían hallarse  nuevas oportunidades para una reducción.
6. Evaluar la situación de caja en forma semanal. Abone en término a proveedores menores y renegocie con sus principales proveedores los plazos de pago.
7. Conéctese con otros empresarios en situación similar a la suya. Varias cabezas siempre piensan mejor que una. Rodearse de personas que están lidiando con los mismos desafíos lo ayudará a tomar mejores decisiones.
8.  ¡Estar presente y liderar el plan! Las crisis empiezan y terminan, y seguramente con una correcta organización de recursos podremos atravesarla.

*Presidente de Vistage Argentina.



Alejo Canton