ECONOMIA INDICADORES DE LA CALLE, HACIA LAS ELECCIONES

Conurbanomics ante el modelo Macri

La caída de la industria se sintió en La Matanza como el freno al consumo golpeó a Vicente López. Pero en el distrito que gobierna el FpV prevén más recesión mientras en el municipio macrista hay optimismo.

Achique. Sergio Abaldi y Maximiliano Rodríguez Porteiro, en el frente de su fábrica, en Ramos Mejía, que pasó de trabajar de tres a un turno.
Achique. Sergio Abaldi y Maximiliano Rodríguez Porteiro, en el frente de su fábrica, en Ramos Mejía, que pasó de trabajar de tres a un turno. Foto:cuarterolo

Un enclave kirchnerista castigado, con expectativas aún peores

La Matanza, el municipio de 2,1 millones de personas de corazón industrial y raigambre peronista, es uno de los distritos que reflejan el mayor impacto del ajuste 2016, con muy malas perspectivas aun en plenos vaticinios de reactivación.

El municipio responsable de 6 de cada 10 pares de calzados que se producen en todo el país vio caer fuertemente su producción un 40%, según datos de la municipalidad tomando noviembre de 2016 contra igual mes de 2015. En otros rubros, la caída de la producción fue similar. El distrito que es casi una provincia por su tamaño e infuencia es uno de los corazones industriales del país, principalmente en las industrias textiles, metalmecánicas y de calzado, justo los sectores más golpeados en lo que va del gobierno de Macri por la caída del consumo y la apertura de las importaciones.

“Hasta noviembre de 2015 estaban trabajando los tres turnos de 8 horas, pero desde diciembre de 2015 en adelante pasamos a trabajar sólo uno”, comparte Sergio Abaldi, gerente de Textil Ibero Americana. La empresa, ubicada en Ramos Mejía, refleja el estado de abandono por el que desde el municipio se acusa al gobierno provincial y nacional. Tiene cerca de 140 empleados, acudió a las estrategias populares de 2016, comenzando por recortar las horas extras y dando vacaciones. Al día de hoy, aluden a la lealtad comercial de algunos clientes como la razón por la que pudieron evitar tomar medidas más extremas.

El relevamiento de la municipalidad, conducido por la ex ministra de Industria Débora Giorgi en su nuevo rol de secretaria de Producción municipal, registra una caída del sector textil del 35%. Y si bien la empresa familiar en la que trabaja Abaldi logró evitar implementar una ola de despidos, ése no fue el caso para el resto de las empresas. Según el relevamiento de Giorgi, entre diciembre de 2015 y octubre de 2016 hubo un total de 65 mil despidos en el municipio. De esos, 50 mil corresponden a empleados informales, muchos de ellos changas atadas a la construcción.

“Cuando se interrumpe la demanda, lo primero que cae es el empleo informal”, explica Roberto Feletti, ex diputado nacional por el Frente para la Victoria, hoy secretario de Hacienda municipal. La proyección de Feletti es negativa para este 2017 a nivel nacional, y destaca esfuerzos de la gestión de Verónica Magario, como la inversión social y el pago de un bono de $ 4 mil que se les dio a los empleados municipales al cierre de las paritarias. La provincia, dicen, sólo está financiando el Metrobus, aunque en La Plata aseguran que giraron $ 4.500 millones en concepto de coparticipación, infraestructura y seguridad.n


El último refugio de los ex funcionarios

El 64% del voto municipal para Scioli en noviembre de 2015, funcionarios que pasaron del gobierno nacional a ocupar cargos en la nueva administración de Verónica Magario, su composición industrial y el tamaño físico y poblacional del municipio convierten a La Matanza en un foco donde el conflicto kirchnerista contra las políticas de Cambiemos está más cerca de la superficie que nunca.

La lealtad del municipio históricamente peronista va desde el alto nivel de aprobación de Cristina Fernández de Kirchner en el municipio –la ex mandataria midió 54% de intención de voto en una encuesta de Poliarquía en septiembre del año pasado– hasta el “éxodo” de funcionarios kirchneristas que pasaron del gabinete nacional a trabajar en el municipio, desde

Débora Giorgi en Producción hasta Roberto Feletti en Hacienda.




El corazón PRO sufrió el ajuste, pero cree en la reactivación

Tal vez todo se explique por el apellido Macri. En el municipio de Vicente López, gobernada por Jorge, primo del presidente Mauricio, 2016 fue un año de caída generalizada de consumo, pero ahora, todo es optimismo y expectativas. Así lo enfatizan desde la municipalidad, donde sostienen que, contrario a la percepción popular de que la economía no termina de despegar, tienen todas las fichas puestas a un repunte en 2017.

Un caso testigo es el de las motos indias Hero. Pawan Munjal, su presidente, director general y CEO, vino hace algunas semanas al país a anunciar el arribo de la marca a través de un acuerdo con socios locales. Se entrevistó con el presidente de la Nación en la Casa Rosada y encabezó un megaevento en la Facultad de Derecho, en el que anunció lo que ya se ve en Av. del Libertador al 1100: un local y showroom de motos a estrenar.

Metros cuadrados. El foco más fuerte de la economía local ahora es el real estate como enclave corporativo: hay un boom de oficinas administrativas de grandes empresas que se instalaron en los últimos años en la zona. “Es creciente el número de esas oficinas que se radican en el municipio y que generan gran cantidad de empleo en el sector servicio”, explica Eduardo Viñales, director general de Desarrollo Económico. Para Viñales, “esto no es una cuestión de coyuntura, no es porque este año o el que viene no vaya a haber más consumo o porque baje la inflación, está relacionado con cuestiones más estructurales del municipio”. Cercanía a Capital Federal, acceso fácil desde la Provincia y la calidad educacional del distrito lo hacen un foco para este tipo de inversiones.

Este clima, sin embargo, no es el que se percibe en los “11 centros comerciales a cielo abierto” repartidos a lo largo del distrito, como por ejemplo, el cordón auomotor de avenida Libertador. En un año donde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa midió una caída del 7% en ventas minoristas, algunos negocios del municipio dan cuenta de esa medición. El combo de aumentos de precios y tarifas les pegó de lleno a las pymes de un sector que vive, entre otras cosas, de la venta de autos y motos, que recién hace un par de meses comenzó a reactivarse.

Desde la municipalidad relativizan ese impacto pero admiten que el año pasado el enfoque en desarrollo estuvo más en trabajar con las grandes empresas en los desarrollos de oficinas administrativas, y que “el desafío este año es acercarse más a las pymes”. Como parte objetivo, el municipio hizo un relevamiento de los 2.557 comercios esparcidos a lo largo de los 11 centros comerciales, ofreciéndoles registrarse y subir su información al portal creado por el gobierno municipal en un esfuerzo por “modernizarse y hacerse conocer por fuera del vecino inmediato de su barrio”.

Esta iniciativa es una de las cuales marca el tono positivo con el cual Vicente López estudia 2017. Con 274 mil habitantes y giros desde la provincia por $ 900 millones en 2016, se pliegan al optimismo nacional de Cambiemos. Desde la administración de Jorge Macri confían en la continuación de la caída de la inflación y en que la

gente está dispuesta a acompañar un poco más los cambios de “sinceramiento” en pos del futuro.n


La tierra del primo

La historia de un municipio y una ciudad muy pocas veces se parecen tanto.Vicente López y la Ciudad de Buenos Aires han sido gobernadas por un Macri y mantienen un alineamiento inalterable hacia el PRO.

En la segunda vuelta que lo vio triunfar al ahora presidente Mauricio, el municipio gobernado por su primo Jorge lo votó en mayor porcentaje y con un mayor margen de diferencia incluso que en Capital Federal. Vicente López es hoy el corazón PRO del Gran Buenos Aires.

Las ambiciones políticas del primo del presidente son un secreto en voz alta en Cambiemos. Mucho se discutió durante 2016 sobre una posible candidatura a senador nacional por la Provincia, incluyendo la probabilidad de una interna frente a Elisa Carrió, otra de las dirigentes de Cambiemos.