ECONOMIA EXPERTOS EN MERCADOS REGULADOS

Crece la búsqueda de ex funcionarios que gerencien relaciones con el Gobierno

PERFIL COMPLETO

El rol del ejecutivo con alguna “cintura política” o con buena capacidad para entender y relacionarse con el Gobierno, ganó peso en las empresas del sector privado, al compás de la década kirchnerista . Es que la singular manera que tiene el Gobierno de relacionarse con el sector privado –léase, a través de disposiciones repentinas, mensajes cifrados o directamente llamados de funcionarios con trato personalizado– obligó a las empresas a darle mayor peso al área de Asuntos Públicos o de Relaciones Gubernamentales en sus estructuras jerárquicas.

Esto “se percibe no sólo en la mayor cantidad de búsquedas de ejecutivos para el sector, sino también en cuanto al nivel de reporte, ya que suelen tener línea directa al CEO de la compañía y mayor visibilidad ante Casa Matriz”, describe Marcela Petrillo, Directora Regional de Operaciones de Von Der Heide, una de las consultoras especializada en búsquedas de ejecutivos.

“En el último año se registraron, como mínimo, más de una docena de búsquedas y la tendencia sigue muy estable”, coincide Cristina Bomchil, directora general de Valuar, otra firma especialista.

Si en los años posteriores a la crisis de 2001 y la devaluación, el puesto más crítico después del presidente era el del CFO (gerente financiero) hoy esta figura la ocupa, en muchos casos, el ejecutivo de Asuntos Públicos. “De hecho hay casos en el mercado que el CEO proviene de ese área, muy distinto a lo que podía ocurrir en el pasado, que eran puestos reservados para los de finanzas o comercial”, apunta.

En este sentido, el universo de ex funcionarios –de mayor o menor jerarquía– que va “generando” la gestión de gobierno, es una cantera de “perfiles”. Sin embargo, en muchos casos la búsqueda de un ejecutivo acorde al sector específico de actividad, se transforma en un verdadero desafío para los “head hunters”. Según confiaron desde una de las firmas líderes del mercado, el “paquete” de beneficios que suelen ofrecer a ex funcionarios que ya hayan tenido un recorrido exitoso en el sector privado, supera con creces a lo ofrecido al que sólo hizo carrera en el Estado. 

“Si un candidato a ocupar un puesto en esta  área, sólo acredita cargos en el sector público, tiene menor consideración que aquel que ha ganado experiencias en el sector privado”, explicó Bomchil.

Para el que logra dar ese paso, las retribuciones son suculentas: el salario inicial de un director de Asuntos Públicos, oscila entre $ 60 mil y $ 75 mil por mes, con el mismo paquete compensatorio que otro con igual seniority en la misma empresa (bono anual del 25 al 35%, más beneficios como auto, plan de pensión, etc.)

Petrillo cita el caso del  Gerente de Asuntos Regulatorios de una tabacalera líder: la posición fue cubierta por Facundo Etchebehere, cuya mayor experiencia era en el ámbito público.“Un año y medio después de haber ingresado a la compañía, fue promovido como Director de Asuntos Regulatorios y Corporativos para Argentina, Uruguay y Paraguay.

“Ha quedado atrás la época donde existía una diferencia muy marcada con el de finanzas o el de marketing y ventas”. Los ejecutivos de este nivel hasta podrían recibir un “Hiring Bonus” o un “Golden Parachute” si tienen experiencia probada y resultados exitosos en el manejo y resolución de conflictos, explica Bomchil.

La búsqueda de ex funcionarios como asesores externos también es creciente.



Carlos Sueldo