ECONOMIA LINGOTES Y JOYAS

Crece la compra de oro por los controles sobre el dólar

Se duplicó la venta promedio diaria en el Ciudad y hay más consultas en joyerías. También suben los plazos fijos en pesos.

Con un cepo al dólar que se ciñe cada vez más sobre los ahorristas y ante la resignación generalizada de encontrar un instrumento de inversión que le gane a la inflación, el excedente de pesos que no termina en el dólar blue, busca refugiarse en el oro o en plazos fijos en pesos, más allá de que nada le gane a la inflación.

En simultáneo con la fuerte suba de las colocaciones en moneda local en el sistema bancario, que crecieron 50% interanual hasta los $ 182.683 millones –en busca de una tasa de cerca de 15% que sólo logra reducir el deterioro de los ahorros por la suba de precios–, la inversión en el metal dorado también ganó el interés de los inversores en el último mes.

En el Banco Ciudad, señalaron que la venta de oro se duplicó desde los controles sobre el dólar. “El aumento del oro y su interés por el público fue influenciado por el cepo cambiario, como búsqueda de un modo de inversión y refugio de valor. Pasamos de vender medio kilo por día, a más de un kilo diario”, explicó Carlos Leiza, gerente de Crédito Pignoraticio y Ventas de la entidad.

El ejecutivo agregó que “se restringió la venta a cien gramos por día y por persona, con el fin de que se pueda invertir en algo seguro, a largo plazo, sin entrar en temas especulativos”.

La compra de oro, que es considerada una inversión conservadora, quedó restringida en mayo de 2012 con el cepo y sólo el Banco Ciudad tuvo la autorización para seguir comercializándolo porque se nutre del oro que venden los clientes y de los préstamos pignoraticios caídos. “Además, se está tratando con empresas mineras que quieran volcar su producción en el mercado local”, adelantó Leiza a este medio.

La suba de la demanda comprende las compras por un gramo ($ 386,70) hasta los cien gramos ($ 37.173,70), pero en el banco informaron que el promedio de las últimas compras es de $ 8 mil. “El oro es siempre una inversión que se piensa a largo plazo, la venta del metal que negocia el Ciudad puede ser vendido a la misma entidad y también en las joyerías”, explicó un especialista en oro. Aclaró que no puede transarse en mercados internacionales porque no cuenta con la pureza requerida (999,99).

En las joyerías de la calle Libertad, en el centro porteño, el oro fino que se está comercializando (calificado con una pureza 999) es aceptado, pero existe una disparidad muy grande entre cada uno de los comercios que llegan a pagar hasta $ 377 por gramo mientras que el oro Suizo se toma a $ 388 en el microcentro.

Entre los analistas, las expectativas de largo plazo son de un repunte del precio de la onza Troy, referencia internacional, que hoy cotiza en torno a los US$ 1.609. “Es una inversión segura”, explicaron.



Paola Quain