ECONOMIA PROBLEMAS EN LA CADENA DE PAGOS

Crecen 30% las consultas a agencias de cobranzas

En los últimos meses, aumentó la cantidad de morosos e incobrables, según empresas que se ocupan de deudas extra bancarias. El freno en la economía afectó acuerdos entre particulares o pymes. Persiste la mora en tarjetas.

Pagar deudas nunca se consideró algo placentero pero tener que cobrarlas resulta algo más difícil, especialmente en estos días. Y es que el aumento de la morosidad que se observó en las familias en los primeros meses del año se trasladó a las pequeñas empresas y también se dejó ver en acuerdos entre privados.

En diálogo con PERFIL, José Paletta, director comercial de la firma Morosos Incobrables, que gestiona los pasivos y que cuenta con 35 años en el sector, aseguró: “Desde septiembre de 2012 hasta ahora, la morosidad se volvió más importante y también cuesta más trabajo cobrar. Antes íbamos una vez a intentar recuperar el dinero y ahora para tener éxito tenemos que ir unas cinco veces”, ejemplifica.

Según explicó Paletta, la cantidad de consultas que recibe “trepó entre un 25 y 30% por casos de deudas morosas o incobrables desde esa fecha”, siendo en todos los casos acuerdos de pago documentados.

El directivo aclaró además que se atienden casos desde $ 10 mil hasta varios millones, “como es el caso de el ex árbitro de fútbol Javier Castrilli, por más de $ 2,5 millones”. Desde su punto de vista, dentro del crecimiento de la mora que se da tanto en personas como en empresas, uno de los sectores sobre los que tiene muchas consultas es el agro, donde los pasivos se acumulan por la compra de máquinas e insumos.

En los últimos meses, en los bancos vienen aumentando el presupuesto destinado a la gestión de incobrables, dado que aumenta la cantidad de gente que no puede pagar la tarjeta, tras años de boom de consumo. Consultado por este medio, Edgardo Ramírez, de Edgardo Ramírez & Asociados –que lleva a delante los casos de deudas de bancos de primer línea-, sostuvo que “hay una ligera variación al alza en los niveles de morosidad de las familias, y pensamos que si bien la situación está contenida, es esperable que se produzca una suba en los próximos meses como producto de la inflación”. 

En coincidencia con Paletta, para Ramírez el crecimiento del endeudamiento que se registró en el arranque de 2013 se observó en todos los niveles de ingresos y, si bien las razones fueron muy diversas, la acumulación de planes de cuotas fue uno de los principales motivos.
Estas variaciones llamaron la atención de muchos bancos en mayo, cuando en los respectivos departamentos de recuperación de crédito se notó una irregularidad mayor en los pagos.

En el caso de las entidades, el procedimiento que siguen para cobrar esos créditos consiste en primer lugar en gestiones a través de sus propias oficinas. Si no se obtienen buenos resultados, la cartera irregular de clientes se terceriza a diferentes estudios legales que trabajan en mediaciones y planes de cancelación alternativos.



Redacción de Perfil.com