ECONOMIA ELECTRODOMÉSTICOS

Creen que el Ahora 18 desactivará el cóctel de tasas y caída del salario

El director de Whirlpool considera que el plan de cuotas estimulará la venta de bienes durables

El ministro de Producción Francisco Cabrera junto a la intendente de La Matanza Verónica Magario en una inauguración de Whirlpool.
El ministro de Producción Francisco Cabrera junto a la intendente de La Matanza Verónica Magario en una inauguración de Whirlpool. Foto:Whirlpool
Con todo tipo de datos negativos hasta noviembre, y sólo algunos indicios de repunte desde este mes, que nadie en el Gobierno se afirma a abrazar como nuevos brotes verdes, cada inauguración o puesta en funcionamiento de una fábrica es música para los oídos de los funcionarios nacionales. Así, intentan revertir un año de caída en el poder adquisitivo, con caídas del consumo que esperan que queden atrás mes tras mes, hasta arrimar a las elecciones legislativas.

Una ofrenda en ese sentido fue la de la marca de electrodomésticos Whirlpool, que inauguró una línea de producción de cocinas en La Tablada y, al mismo tiempo, celebró su mayor participación en un mercado que se redujo este año.

Pablo Feresini, director de Whirlpool para el Cono Sur, afirmó que la compañía se quedó en 2016 con “una mayor parte de una torta más pequeña”, ya que el consumo de electrodomésticos cayó casi un 14% interanual en octubre y en el acumulado del año, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El directivo destacó la implementación del plan Ahora 18 para impulsar el consumo y dijo: “Todo lo que incentive las ventas de bienes durables está bien. Igualmente, hay que evitar que crezcan los costos de financiación por estos programas”.

Feresini consideró que la crisis que atraviesa su sector se debe a una caída en el poder adquisitivo, la inflación y las altas tasas de interés, que representaron un “cóctel que distrajo el consumo”. No obstante, se esperanzó con un repunte de entre 5 y 10% para 2017 y espera superar el 15% de market-share en línea blanca.

Whirlpool invirtió $ 300 millones y creó 300 puestos de trabajo (entre directos e indirectos) con su nueva línea de cocinas. Desde el año que viene también producirá lavarropas en la planta de La Tablada, con lo que ampliará su producción fabril a 60 mil unidades por año. En la inauguración del jueves participaron el ministro de Producción Francisco Cabrera y la intendente de La Matanza Verónica Magario.

El vicepresidente de Whirlpool para Latinoamérica William Custodio indicó que están “comprometidos con el crecimiento industrial del país y orgullosos de ofrecer tecnología de calidad a los argentinos”, mientras que Feresini valoró que lograron un 90% de integración nacional en sus productos, un tema sensible en un país que hasta hace un año no permitía el ingreso libre de las importaciones por temas cambiarios.



Santiago Spaltro