ECONOMIA ESPECIAL: LOS DUEÑOS DE LA RULETA ARGENTINA III

Cristóbal López desembarcó en Buenos Aires y ya domina el juego en un tercio del país

Amigo del poder. Sus casinos están en casi todo el territorio. Sus comienzos, inversiones y la opinión de sus colegas.

Foto:Cedoc

Cristóbal López está en el negocio del juego en más de un tercio de la Argentina y sus pares lo definen como "uno de los referentes" de la ruleta nacional. Su inversión explotó con la llegada de los Kirchner al poder y factura cifras millonarias.

Sus inversiones abarcan Buenos Aires, Santa Cruz, La Rioja, Misiones, La Pampa, Chubut, Mendoza, Santa Fé y Tierra del Fuego. A través de la empresa del juego más grande del país, Casino Club, dirige 12 casinos: Caleta Olivia, Comodoro Rivadavia, Rosario, El Calafate, La Rioja, Posadas, Río Gallegos, Río Grande, San Rafael, Santa Rosa, Trelew y Ushuaia. Además, tiene dos casinos exclusivos sólo por temporadas, uno Playa Unión; y el otro, Rada Tilly, ambos en Chubut.

También posee 15 salas de slots, tal como lo afirma en la página de su empresa: Centenario, Centro, Garupá, Hilario Lagos, Kennedy, Las Heras, Parque Paraguayo, Pico Truncado, Puerto Deseado, Rawson, Rivadavia, Rotonda, Terminal de Ómnibus, Ushuaia y Villa Cabello.

López es un empresario que invierte en distintos rubros. Es dueño de Casino Club SA.; NAEM SRL; Oil M&S SA; Lola SRL; Ganadera Santa Elena SRL; Casino de Rosario SA; Oil Construcciones SA.; Oil Minerals SA.; Altos del Glaciar SA.; Aceitunas Guadalquivir de Argentina SA.; Clear SRL; Pampa Pozo SA; Camino a un nuevo sol SA. y Santa Elena SA.

Es además accionista del Casino flotante de Puerto Madero y maneja la explotación del Hipódromo Argentino de Palermo, concesión que el ex presidente Néstor Kirchner le cedió hasta 2032 a través del Decreto 1851, sólo 5 días antes de dejar su mandato, tal como informába Perfil.com en el siguiente informe:



 

Con 55 años, López nació en Comodoro Rivadavia y logró un imperio. Perfil.com quiso entrevistarlo para conocer su historia pero no accedió. Los responsables de prensa recibieron un cuestionario pero luego desistieron y no lo contestaron.

Todo comenzó hace 30 años. Cuando tenía 19 años, se hizo cargo del negocio familiar dedicado al transporte de cargas tras la repentina muerte de sus padres. Pero el gran salto, sin dudas lo dio con la gestión de los Kichner, en Santa Cruz primero y en todo el país, después.

López ingresó en el negocio de los juegos de azar en 1992 en su provincia. Junto con Ricardo Oscar Benedicto, un empresario constructor y beneficiario de la adjudicación de la obra pública en Santa Cruz, creó Casino Club, una de las empresas que satisfacciones económicas le dio.

Desde Chubut amplió su mercado y llegó a Trelew, Playa Unión, Rawson, Rada Tilly y Comodoro Rivadavia. Luego aprovechó sus contactos políticos y en 1998 abrió una casa de tragamonedas en Posadas. En 2000, la explotación de un casino en Santa Rosa. Paralelamente, López extendía sus negocios en Mendoza y La Rioja.

En la Capital Federal se tomó su tiempo. Para llegar al flotante de Puerto Madero tuvo que competir con la empresa Cirsa, de España, que por entonces lo administraba. Lo logró en mayo de 2007, luego de más de tres años de lobby político.

En septiembre de 2009 llevó el juego a un humilde barrio de Rosario. Ahí, con Susana Giménez como madrina, creó "City Center". La diva lo definió: "Para ver algo así hay que ir a Las Vegas". En abril del 2010 compró la mitad de las estaciones de servicio a la empresa Petrobras.

Adquirió también BinBaires SA , que controla el Bingo de Los Polvorines. Y a través de esa adjudicación, desembarcó en la provincia de Buenos Aires. Y el resto de los competidores debió soportar su llegada.

Según informó Clarín, en 2008, ganó 110 millones de euros netos o antes de impuestos (más de $ 550 millones) en sus salas de bingos, y entre todos los rubros, factura casi 1000 millones de dólares anuales.

Daniel Mautone, el entrerriano que banca a Tyson en ShowMatch y uno de los hombres fuertes en el ambiente, reconoció que Cristóbal "es uno de los referentes más importantes de nuestra industria". Por su parte, Daniel Angelici, el poderoso hombre del juego que Macri quiere en Boca, señaló que conoce a López y que mantuvo reuniones con él. "No estaba en la provincia de Buenos Aires y hoy lo está. Compró una sala, tenemos relación más fluida (desde entonces)", señaló a Perfil.com.

Este portal pudo saber que el 7 de mayo de este año, Casino Club escindió su patrimonio para crear Interclub SA, otra empresa que pisará fuerte en el juego nacional. Algo de lo que Cristóbal López sabe como manejar.

Este portal intentó comunicarse con López y Benedicto, pero ninguno respondió a las consultas.

(*) de la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart (*)