ECONOMIA UN DEBATE DE SIEMPRE: POR QUE SUBE EL COSTO DE VIDA

De Moreno a Sturzenegger, el promedio sigue en 2%

.

Gobiernos de todo el arco político y recetas de todo tipo han tenido lugar en la Argentina. Y en el último tiempo, desde los aprietes de Guillermo Moreno hasta las metas de inflación que puso en marcha Federico Sturzenegger en el Banco Central, el costo de vida sigue duro de domar, como muestran miles de páginas de la historia argentina.
¿Por qué hay inflación y qué hace que sea tan difícil combatirla? PERFIL consultó a los defensores de las teorías “monetaristas” y a aquellos para quienes hay más razones que buscar en la “puja distributiva” y la concentración económica.

Diego Giacomini, especialista en moneda de la UBA, apunta: “En las primeras décadas del siglo no hubo inflación”, y sostiene: “Tenemos suba de precios porque aplicamos una mala política monetaria, porque ya se demostró que es un fenómeno monetario”.
Sobre la historia más reciente, el historiador Mario Rapoport recuerda “alzas bruscas de precios en los comienzos de la década del 80, posteriormente una aceleración en 1988 que llegó a un pico un año después, con 4.000% de suba y en 1990” y señaló que una minoría enriquecida por el crecimiento agroexportador se ha favorecido con devaluaciones y quiere obtener beneficios del proceso inflacionario.

Hitos. En la historia reciente, quedaron grabadas frases como “la inflación es el mal menor”, del ex ministro de Economía Axel Kicillof en Diputados en 2012, y la virulencia del ex secretario de Comercio Moreno que, pese a impulsar controles de precios e intervenir el Indec alterando las estadísticas, no logró reducir la inflación. Uno de sus críticos más acérrimos, Héctor Polino, titular de Consumidores Libres, apunta que “la causa principal es la concentración y la extranjerización de la actividad económica, lo que hace que no exista competencia y, en segundo lugar, que no existan controles adecuados por parte del Estado, que son formadores y deformadores de precios”.

Pero Juan Carlos Vasco Martínez, presidente de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), explica: “Sinceramente, no sé por qué hay inflación. La economía es una ciencia social y tiene un gran margen de opinabilidad, y hay muchos enfoques. Problemas de concentración en el sector supermercadista no hay. En Chile hay más concentración, tienen el 80% entre tres grupos, y tienen una inflación mucho más baja”.

“Es complicado bajar la inflación, históricamente los controles de precios nunca dieron resultado”, apuntó Daniel Artana, economista jefe de FIEL, quien cree que las metas de Sturzenegger van en la dirección correcta y fue un crítico de la emisión kirchnerista. En el otro extremo, Agustín D’Attellis, director de E4D, dijo: “Hoy hay una inflación de costos por aumento de servicios que genera un componente inflacionario que se traslada a otros productos”, y opinó que hay un componente menor de “lo monetario” y también un factor especulativo.

Para Ramiro Castiñeira, de Econométrica, “tenemos inflación por la herencia de un fuerte déficit fiscal, y es difícil combatirla porque los contratos se cierra mirando para adelante pero también para atrás”. Mientras tanto, a las familias, “los procesos de ajuste que llegan después de años de suba de salarios, que fueron elevados por efecto de tarifas congeladas, les lleva entre tres y seis meses reacomodar su economía”.