ECONOMIA

Dejar la soja en el silobolsa, de los peores negocios

PERFIL COMPLETO

Foto:null

Dos mitos cayeron este año: los inmuebles no resguardaron valor y la soja, que muchos productores guardaron en silobolsas, sufrió por la baja internacional. Mariano Sardáns, especialista de FDI Gerenciadora de Patrimonios explica sobr el mercado de inmuebles: “Se percibe que claramente hay un sobre-stock de mercadería, producto de que está lleno de inversores pero no hay usuarios finales –los que compran y alquilan para vivir o disfrutar-”. Por eso, no solo no se genera incremento de precios sino tampoco una renta –en dólares- suficiente para hacer frente a los gastos y que compense el riesgo de tener el dinero inmovilizado.

La baja rentabilidad hace que muchos inversores busquen deshacerse de estos activos y por ende repercute en una continua caída del precio, señala el economista de FDI Gerenciadora de Patrimonios. Un departamento a estrenar rinde 32% y uno usado 26%, ambos por debajo de la inflación.

En cuanto a la soja, según AMF Consultares, los valores de esta segunda quincena de diciembre (ayer la tonelada cotizó US$ 378) no reconocen una mejora nominal frente a los estándares de la época de mayor comercialización. De esta forma, en tan sólo seis meses registraron una variación nominal de 0% y una pérdida real de alrededor de 13%, en un año en el que muchos productores optaron por guardar el cultivo en silobolsas a la espera de una devaluación. Si tomara la variación de precios a un año atrás (sería el caso del que tiene soja de una cosecha anterior a la pasada), la suba nominal fue de 16%, también por debajo de la inflación.



P. Q.