ECONOMIA RESERVAS, RUMBO A LOS US$ 30 MIL MILLONES

Después del Mundial, el Central retomará las minidevaluaciones

El dólar oficial fijo tiene los días contados. El BCRA seguirá emitiendo para financiar el déficit fiscal, coinciden economistas.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Gracias a las liquidaciones récord de los agroexportadores y el freno a las importaciones, las reservas del Banco Central se recuperan y hay estudios económicos que indican que llegarán a US$ 30 mil millones para cuando termine el Mundial, en julio, señal que sumada a la quietud del tipo de cambio oficial y la caída de la brecha con el paralelo, darán tranquilidad al mercado cambiario, algo de paz a la inflación y acaso una baja en la tasa de interés que subió por arriba de la expectativa devaluatoria luego de la devaluación.

Pero hasta en la autoridad monetaria dudan de que el nivel de reservas se mantenga en el segundo semestre: existen pagos demorados de importaciones de energía que datan del año pasado y “hay aún dos vencimientos de deuda fuertes, que también hacen mella en pronósticos más optimistas”, afirmaron fuentes de la entidad.
“No creo que lleguen a los US$ 30 mil millones. Las reservas terminarán en diciembre unos US$ 6 mil millones por debajo que en diciembre de 2013. No veo un colapso, veo un ajuste del tipo de cambio después del Mundial”, afirmó Jorge Todesca, de Finsoport.

Pedro Rabasa, de la consultora Empiria que en un reciente informe explicó que las reservas pueden llegar a los US$ 30.500 millones en julio, recordó que sin un ajuste del gasto, ve poco probable por el fuerte aumento de las importaciones de energía, y sin ingresos de dólares, ya sea  por inversiones chinas, YPF o la vuelta a los mercados internacionales, el BCRA mantendrá su rol de financista del Tesoro sacrificando reservas y la posibilidad de que Juan Carlos Fábrega, titular de la autoridad monetaria, baje las tasas de interés, cuya suba tras la devaluación ayudó al enfriamiento de la actividad, al encarecer el crédito.

Este punto podría acrecentar los cortocircuitos entre Fábrega y el ministro de Economía, Axel Kicillof, según creen economistas como Diego Giacomini, de E&R.

Kicillof apuesta por una recuperación de la actividad tras el Mundial y la efectivización de subas salariales que aunque retrasan respecto de la inflación, frenen la caída del consumo. Para ello cuenta con que las reservas acumuladas permitan bajar la tasa de interés haciendo fluir el crédito.

Pero los economistas consultados coinciden en que a Fábrega le resultará difícil bajar la tasa si Kicillof no logra traer dólares y reducir el gasto. Ni en E&R ni en Finsoport creen que la vuelta a los mercados internacionales de deuda se efectivice este año y los ingresos previstos no alcanzan. Fábrega deberá licitar Lebacs con mayores tasas y acompañar con devaluaciones en cuotas



Rodolfo Barros