ECONOMIA TRAS LOS DATOS DEL INDEC


Destinan $ 15 mil millones a obras en los cien barrios con más pobreza

Interior armó un mapa para priorizar la construcción de redes de agua, cloaca y viviendas, y mejorar necesidades básicas.

Santa Victoria Este es un poblado salteño de 1.150 habitantes al que se le destinan $ 273 millones para construir la red de agua y cloaca, viviendas y espacio público. Es sólo uno de los cien barrios prioritarios que determinó la Subsecretaría de Hábitat, que depende del Ministerio de Interior, entre casi un centenar de barrios prioritarios donde no hay acceso a la infraestructura básica.

Tanto Salta como Jujuy son las provincias con más casos de barrios en situaciones de vulnerabilidad y marginalidad alta. La mayoría de esos casos se da  en provincias que durante los últimos diez años tuvieron buena relación con el gobierno nacional, como San Juan, Chaco y Santiago del Estero. Después de Salta, son a las que más fondos se les asignan para la ejecución de estas obras. En Misiones y Mendoza también hay tres poblaciones prioritarias y en Santa Fe se registró una.

Las redes de servicios y la urbanización en diez manzanas tienen un costo estimado de $ 80 a $ 100 millones, según explicó la subsecretaria de Hábitat, Marina Klemensiewicz. “Se abren las calles, se entregan títulos de propiedad. Hay un trabajo de regularización de dominios también. Es distinto de los grandes asentamientos urbanos que se pueden ver en la Ciudad de Buenos Aires”, reconoció.

El presupuesto para este programa es de $ 15 mil millones. Y más allá de los cien barrios iniciales, se firmaron 250 acuerdos más con poblaciones que no son las más vulnerables. Ayer, durante el encuentro con intendentes, se sumaron otros 45 convenios más por obras.

En total, el Gobierno detectó que hay 6.300 áreas vulnerables en todo el país. “En cuatro años no se van a poder hacer todas, por eso definimos cuáles eran las prioritarias”, sostuvo la funcionaria. “Son comunidades de baja densidad de población que no se miran porque no representan un capital político”, asegura, despegando las obras de una intención electoralista de cara a las legislativas de 2017.

Fuera de la medición de cuánto hay que ganar para no ser pobre según las canastas alimentaria y total, el Gobierno calcula que hay 14 millones de personas que viven sin tener todos los recursos básicos.

Los datos difundidos por el Indec el miércoles pasado confirman también por regiones la postergación –según el nivel de ingresos, en ese caso– de la región norte del país. El NEA, con 40% de su población pobre y 7,6% de indigencia, es por lejos la región más rezagada en términos de calidad de vida de su población. La pobreza es cercana al 35% en NOA. La Patagonia tiene los niveles más bajos de pobreza, con una tasa del 24,7%, seguida por el Gran Buenos Aires con el 30,9%. La Región Pampeana, si bien se encuentra cuarta en niveles de pobreza, es la que mayor tasa de indigencia registra.