ECONOMIA SE MUESTRAN POR PRIMERA VEZ

Documentos confirman diferencias en valuación de los activos vendidos

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

El origen de las sospechas en Brasil sobre Cristóbal López y Petrobras es el precio de venta de parte de sus activos en la Argentina en 2011, que generó una investigación en abril de la policía local: la empresa estatal brasileña cedió la refinería San Lorenzo, en Santa Fe, y 360 estaciones de servicio en la Argentina por menos de una novena parte de su valor de mercado, según la evaluación de la firma contable Ernst & Young. La información figura en un documento confidencial de Petrobras que hasta ahora era desconocido.

El paper al cual este diario pudo acceder por medio de fuentes en el Congreso brasileño fue elaborado el 29 de marzo de 2010 y presentado en agosto de 2014 a la comisión parlamentaria que investiga delitos en Petrobras.

Ernst & Young estimó el valor total de la refinería y las estaciones de servicio en US$ 351 millones, pero Petrobras aceptó negociarlos por apenas US$ 36 millones con la empresa Oil Combustibles SA, de López. El monto total de la operación ascendió a US$ 102 millones porque se incluyó el stock de petróleo y derivados.

El antes mencionado paper confidencial habla de “una evaluación independiente de la empresa Ernst & Young, que estimó el valor total del negocio en US$ 351 millones” y afirma que esa empresa contable también “elaboró el ‘fairness opinion’ en relación a la oferta de OIL M&S”, concluyendo que “la venta del negocio representa beneficio económico para el grupo Petrobras”. El fairness opinion es una evaluación profesional elaborada en casos de compra, venta, fusión o privatización.

Considerada la valuación de Ernst & Young, los US$ 36 millones que Petrobras recibió por esos activos en la Argentina equivalen a menos de la novena parte de su valor de mercado. Consultados en Ernst & Young sobre por qué se valuó en US$ 351 millones y se consideró buen negocio venderlo en una novena parte, en la auditora evitaron hacer comentarios. En Petrobras, a su vez, optaron por no referirse al tema.

La venta concretada en mayo de 2011 formó parte del proyecto Atreu de la petrolera brasileña, que comprendió una “desinversión parcial de activos de refinación y distribución de Petrobras Energía SA - PESA en Argentina”, según el documento confidencial “D.E. 357-2010”, al cual este diario también tuvo acceso. El documento está firmado por el entonces director del área internacional de Petrobras, Jorge Zelada, investigado por la policía brasileña por sospecha de corrupción. También menciona al ex director de abastecimiento Paulo Roberto Costa, protagonista del Petrolão, y a Renato de Souza Duque, ex director de servicios, también investigado.



S.R.