ECONOMIA

Dos años después, llegó la ayuda de Moreno a los inundados de La Plata

PERFIL COMPLETO

El costado positivo es que las paredes seguro se secaron bien. Dos años después de las trágicas inundaciones de La Plata en abril de 2013, el fondo que juntó el ex secretario Guillermo Moreno entre empresarios para ayudar a los damnificados se empezó a pagar. Sin anuncios, sin explicaciones sobre a quién van los fondos y sin aclarar si se motoriza también con fines electorales, la intendencia desde comienzos de este año empezó a transferir fondos de la cuenta 4824396 del Banco Nación, que había llegado a acumular unos $ 35 millones en el llamado “pongui pongui” al que había convocado el ex hombre malo del Gobierno.
Según informaron en el banco, la cuenta está bajo la órbita del municipio platense, que comanda Pablo Bruera, y se estarían pagando unos $ 2.500 de subsidios. El extracto muestra que se vienen realizando transferencias de entre $ 700 y 800 mil. Hasta la semana pasada quedaban casi $ 5 millones aún. En La Plata confirmaron el pago de los beneficios aunque no a cuánta gente alcanza. Si efectivamente se pagan unos $ 2.500 por persona, los fondos alcanzarían para ayudar a unos 14 mil afectados. Desde la inundación, el costo de los materiales para construcción trepó más del 40%.
Originalmente, cuando Moreno y la Confederación General Empresaria que comanda Ider Peretti hicieron la convocatoria a las donaciones, se había hablado de la construcción de viviendas en terrenos platenses a través de cooperativas del plan Argentina Trabaja que comanda el Ministerio de Desarrollo Social. Sin embargo, mucho después ese plan había quedado desterrado y se optó por el pago de beneficios previsionales, medida que finalmente se empezó a concretar a principios de este año. La inundación del 2 de abril en La Plata afectó, según el economista platense Martín Tetaz, unos 57.233 hogares y tuvo un costo total de $ 3.400 millones en daños materiales.

Jairo Straccia