ECONOMIA LLUVIA DE ADVERTENCIAS EN EE.UU.


Efecto ‘The Big Short’: ven otras cuatro posibles burbujas

La reactivación de las hipotecas y el default en créditos universitarios encendieron alarmas. Por las tasas negativas, saltan las acciones.

PERFIL COMPLETO


Foto:cedoc

Desde Nueva York

Cuando todavía siguen los debates que despertó la película The Big Short, sobre un grupo de financistas que “vio antes que nadie” el estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos en 2008, los que se quemaron con leche en Wall Street ven una vaca y lloran. O eso parece porque mientras la economía crece a tasas del 2% anual, con irregular creación de empleos, hay lluvia de advertencias sobre posibles crisis a la vista en ese país.

◆ Hipotecas, el bis. Es el mismo mercado de hipotecas que creció hasta las nubes entre 2005 y 2008. Por aquel entonces se cortó la cadena de pagos y se descubrió que los bancos se habían cebado tanto en la venta empaquetada de las deudas que en realidad habían incluido como tomadores de los préstamos a personas que no podrían cumplir los pagos. “Hay riesgo sistémico otra vez”, dice ahora el operador de una firma líder en el negocio de real estate en Nueva York. Sus cuadros muestran que los precios de los inmuebles en Estados Unidos tocaron un pico de crecimiento del 15% mensual en 2013 y, si bien ahora se acomodaron en un crecimiento del 4%, están en máximos históricos, mientras los salarios no los acompañan. “Y encima el Gobierno volvió a estimular las hipotecas a través de Fannie Mae y Freddy Mac, los dos entes públicos para el mercado de viviendas”, puntualiza. Según este experto, la diferencia ahora es que no debe haber “semejante nivel de burbuja” y que los reguladores están atentos. Broadway aporta lo suyo: está en cartel A Better Place (Un lugar mejor), una obra de teatro sobre la pasión estadounidense por el real estate.

◆ Dame todo. “Estuve hace unos días en Japón, y los inversores ante un mundo donde las tasas son negativas (menores a la inflación), me pidieron colocar en cualquier cosa que les dé un 3% en activos investment grade”. Lo relata un estratega que maneja capitales de clientes en mercados emergentes. “Claramente, los precios de los activos financieros están sobreincentivados porque la plata no encuentra rendimientos”, asegura otro ejecutivo de banca de inversión en Park Avenue. El índice S&P 500 superó los 18 mil puntos, cerca del récord de abril de 2015. Los ejemplos más remanidos son de las empresas tecnológicas. “La tasa de crecimiento de usuarios de Facebook ronda el 10%; compran sus propias acciones como inversión y la gran adquisición que hicieron hace unos años, que es WhatsApp, aún no tiene el modelo de negocios claro”, se ceba un analista de balances en una auditora. Para colmo, Wall Street Journal publica que Google designa a Susan Wojcicki en YouTube para ver “si puede transformar los 1.000 millones de usuarios en ganancias”.

◆ Es el estudiante. También se mira con atención los créditos para pagar los estudios de los jóvenes estadounidenses. Los registros oficiales muestran que de 22 millones de deudores, un 40% tiene dificultades para ponerse al día. Problemas estructurales como la falta de empleo entre los jóvenes, debido a que estudian carreras que las empresas ya no demandan, coinciden con el encarecimiento de las viviendas en un país, además, que por primera vez en su historia tiene un 63% de gente que alquila. Antes de la crisis de 2008, ese número superaba el 70%. Un dato: el crédito universitario impago queda como una marca indeleble en la historia financiera de una persona. Una especie de Veraz sin retorno.

◆ ¿Y además los autos? En este contexto, hace diez días el CEO mundial de JP Morgan, el mayor banco estadounidense, aseguró que hay que mirar con cuidado el mercado de créditos para autos. “En mi opinión, ese mercado está un poco estresado”, dijo y capturó la atención de todos. “No es nuestro caso, pero alguien va a salir lastimado”, soltó.



Jairo Straccia