ECONOMIA LA CEO SE FUE “DECEPCIONADA”

El avance del modelo aéreo low cost la alejó de Dietrich

Aunque ambos venían del rubro automotor, nunca se entendieron. El ministro de Transporte Guillermo Dietrich, de familia con concesionaria de autos, terminó echando el martes por la tarde a Isela Costantini, ex CEO de General Motors, de Aerolíneas Argentinas.

TENSIONES. Un gerente ligado a Costantini se había ido antes.
TENSIONES. Un gerente ligado a Costantini se había ido antes. Foto:ministerio de transporte

Aunque ambos venían del rubro automotor, nunca se entendieron. El ministro de Transporte Guillermo Dietrich, de familia con concesionaria de autos, terminó echando el martes por la tarde a Isela Costantini, ex CEO de General Motors, de Aerolíneas Argentinas. Meses de discusiones por el manejo de la aerolínea de bandera confluyeron en un combo irremontable: la propuesta del Poder Ejecutivo de darle cada vez menos presupuesto y traerle más competidores. “Así, el mercado le hace hacer el ajuste más rápido a la empresa, cuando Costantini lo pensaba más despacio”, contaron allegados al negocio.

Dietrich dijo ayer que hubo “alguna discusión” porque hubo un recorte de presupuesto, pero insistió con que la salida fue de común acuerdo. Aerolíneas no está en el presupuesto nacional. Discute los fondos con el Gobierno, donde las planillas las maneja el coordinador Gustavo Lopetegui, ex LAN. Este 2016 iba a recibir US$ 422 millones en subsidios. En mayo se lo recortaron a US$ 350 millones. Para 2017 le estaban autorizando US$ 160 millones, la mitad. Las discusiones tronaban por ello. Pero hasta el lunes nada hacía pensar en el equipo de Costantini que se iría. Nada, salvo que quince días antes se había ido su número dos, un ex General Motors que llegó con ella, Manuel Alvarez Trongé.

Low cost. La partida de Álvarez Trongé la asocian en el mercado con la irrupción de las compañías extranjeras de bajo costo (low cost), con Avianca a la cabeza, una compañía que quiere desembarcar tras comprar la firma MacAir, hasta ahora de la familia del presidente Macri. “Isela se iba a oponer”, dijo ayer por TV el sindicalista Ricardo Cirielli.

Dolida. En su entorno dicen que no fue sólo eso lo que motivó su salida, aunque sí que elevó el nivel de choque con Dietrich. Su círculo íntimo dice que la decisión la “sorprendió”, y que se fue “decepcionada”, y quedó anímicamente muy caída. En las últimas horas viajó a Brasil, de donde es oriunda y donde tiene parte de su familia. Allí descansará y meditará antes de decidir hablar. Y volver, quizás, al sector privado.



Temas: