ECONOMIA LAZOS QUE INQUIETAN A LA ROSADA

El banquero opera en el armado electoral del diputado tigrense

Jorge Brito es uno de los banqueros acusados por Cristina Kirchner de “desestabilizar” el país, y Sergio Massa es el candidato a presidente a vencer. Ambos son amigos desde hace 23 años y, aunque habían dejado de hablarse hace un mes y medio, se reencontraron esta semana, horas después del fuerte discurso de la Presidenta.

Un almuerzo en el Alvear Palace Hotel, organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) el último miércoles, fue el escenario en el que ambos “enemigos” del Gobierno volvieron a reunirse. Brito y Massa había discutido seis semanas atrás por el armado del Frente Renovador en Salta.

El banquero, que siempre supo responder al poder de turno, buscó que Massa no extienda su estructura a Salta. Brito mantiene buenos lazos con el gobernador, Juan Manuel Urtubey, y por ello intentó oficiar de mediador en la pelea por la gobernación convocada para abril (las primarias) y mayo (las generales).

Pero los planes del dueño del banco Macro no avanzaron y, a pesar de las fuertes discusiones, el diputado del Frente Renovador decidió concretar la alianza con el senador Juan Carlos Romero y el diputado Alfredo Olmedo, los dirigentes que enfrentarán a Urtubey y a quienes visitó a mediados de septiembre.

Quienes conocen a ambos recuerdan que ésta no fue la primera pelea. En su paso por la Anses, Brito le reprochó a Massa haber armado un sistema de pago a jubilados por el que ayudó a entidades bancarias más chicas que la suya, y lo acusó de haber perdido la oportunidad de que varios clientes pasaran por sus ventanillas. Sin embargo, esta resolución de Massa es la que les permitió a los bancos privados como el suyo que los jubilados cobraran por su intermedio pagos que hasta ese momento sólo hacían las entidades públicas.

Esa pelea duró más de un año y se terminó cuando el diputado asumió como intendente de Tigre, momento en que Massa volvió a jugar al paddle en la casa de Brito. El diputado recuerda que fue el paddle el que los unió. Massa tenía 19 años cuando iba a practicar este deporte al Club San Jorge, del que el banquero era dueño.

Aunque hoy Brito es acusado por la Presidenta de haber “fogoneado” la fuga de capitales y de promover la suba del dólar blue meses atrás, era uno de los empresarios cercanos al kirchnerismo. Por ello, cuando Massa rompió con el gobierno nacional y decidió convertirse en candidato contra el Frente para la Victoria acordaron no mostrarse juntos, para no irritar a la Presidenta. Pero la amistad continuó, e incluso Brito es señalado como uno de los aportantes a la campaña 2013 del tigrense.



Rosario Ayerdi