ECONOMIA CONTAGIO DE ‘DICIEMBRE CALIENTE’

El consumo se enrarece con el clima de saqueos y el salto de la inflación

Las remarcaciones y la tensión social incrementan la incertidumbre. Los clientes apuestan a “comprar sólo lo necesario”.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El 2014 llegó hace rato. Las previsiones de desaceleración del consumo que los especialistas pronosticaban para el año que viene comenzaron a notarse desde fines de noviembre en las grandes superficies comerciales y locales pequeños, con compradores más cautelosos que sufren en su bolsillo las remarcaciones que superan ampliamente a las subas salariales que cobraron en cuotas. La inflación dejó de adelantar compras. Al cuadro se le suma el clima de saqueosque aumenta la incertidumbre y enrarece más la demanda.

Este escenario es la síntesis de la descripción de dos ejecutivos de distintas cadenas y un consultor que pidieron no ser identificados para evitar entorpecer sus negociaciones con el nuevo equipo económico.

Así como la inflación licuó el poder de compra del salario, algunas seguridades de los consumidores se desvanecieron, por ejemplo, la diferencia de precios entre los locales  chinos y los de cercanía de las grandes cadenas ya no existe y fuentes del mercado aseguran que éstos últimos son los grandes ganadores del el enrarecimiento de clima de diciembre que apuntala sólo comprar lo necesario.

La salida de Guillermo Moreno de la Secretaría de Comercio dejó un espacio para las remarcaciones que su sucesor, Augusto Costa, demora en frenar en el mes más crítico del año para el consumo. Costa no cuenta con la base de datos que entre cuadernos y hojas de cálculo, Moreno reunió sobre las cadenas de valor de los principales jugadores del mercado de consumo.

Y mientras Costa trata de congelar precios de cien productos para enero, los precios saltan en toda la cadena. Ayer, el vocero de la Cámara Argentina de Supermercados, Fernando Aguirre, confirmó que fueron convocados a “futuras reuniones de trabajo” por el Gobierno para establecer “precios fijos por tres meses” en 120 productos.

Se trata de una señal del Gobierno para desalentar las expectativas inflacionarias y así volver a poner un techo a las paritarias.

Le resultará difícil: el diputado del PRO y economista Federico Sturzenegger alertó que habrá “más inflación” porque los gobernadores saldrán a “pedirle al Gobierno nacional más recursos” ante el pago de salarios que deberán afrontar para abonar los incrementos de haberes otorgados a las policías provinciales. Además el efecto “salariazo policial” se extenderá a otros gremios que con el 30% dado a las fuerzaas de seguridad ven muy baja la propuesta de 18% que intenta  mantener el Ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

Las variables virtuosas del consumo fueron hasta ahora: el crecimiento general del nivel empleo que ya se encuentra en máximos históricos; el crecimiento de los salarios por encima de la inflación real y; el fuerte empuje del crédito al consumo en especial con tarjetas. Para el cierre de este año se constatará que la generación de puestos de trabajo en niveles de importancia se detuvo y que, por primera vez en una década, la suba de los salarios estuvo por debajo de la de los precios. Por lo que estas dos variables dejarán de traccionar a la demanda agregada, describió Mariano Lamothe, economista gerente de Análisis Económico de Abeceb.com.

A pesar de ello, en esa consultora estiman que la demanda en 2014 se expandiría en un que va de entre un 1,2% y un 1,8% en comparación con 2013. Lo que en efecto será una desaceleración con relación al 3,2% de crecimiento con el que se espera que termine este año, en comparación con 2012.

Pero el motor será otro: “Las restricciones a la compra de divisas van a continuar. Dada la falta de  alternativas de inversión y la elevada inflación, el cepo jugaría a favor del consumo de bienes durables”, explicó Lamothe.

 

Los electrónicos, a salvo por el Mundial

Gracias al Mundial de Fútbol las cadenas de venta de productos electrónicos tienen expectativas positivas, de acuerdo a un estudio de la consultora Marco, que advierte  que las compras aumentarán 60% el año que viene siempre y cuando se mantenga la estabilidad del dólar y precios.

Las cadenas creen que podrá lograr ese crecimiento si logran un stock aceptable: “Hay un fuerte reclamo por mejorar la producción nacional, para que logre mayor volumen de fabricación y variedad de modelos y productos”, dice el informe.

También se afirman que las cadenas aspiran a lograr buenos acuerdos con los bancos, para que vuelvan las promociones con tarjetas  que ayudan a aumentar las ventas, que serán lideradas por los smart tv.



Rodolfo Barros