ECONOMIA SIGUE LA RECESION

El consumo y el empleo, los rivales del post Mundial

La actividad económica redondea una caída del 1% en el semestre. Crecen las protestas, con 13 mil empleos en riesgo.

Foto:Telam
En el mes del Mundial, el consumo y la producción siguieron a la baja, según los datos sectoriales, mientras que en segmentos como el autopartista y metalmecánico se mantuvieron los reclamos laborales por el impacto en el empleo de la recesión.
Se estima que el semestre cerrará con una baja de 1% en la actividad, mientras que los datos de la Unión Industrial Argentina (UIA) marcaron una caída interanual de la producción fabril del 5,4% en mayo, con perspectivas de cerrar el año con una baja del 2%. Ni el calor de los festejos fubtolísticos pudo reactivar las ventas minoristas, que cayeron 8% en junio, según CAME.
El impacto de los números de la economía en el día a día se tradujo en mayores cortes y reclamos por despidos y suspensiones. El talón de Aquiles que sigue siendo la industria automotriz, con una caída de las ventas internas del 40% en junio, llevó a tratar de reactivar el sector con créditos blandos. Aun después de la presentación del programa Pro.Cre.Auto para financiar los cero kilómetro, siguieron las malas noticias para el sector: la autopartista Lear despidió a cien empleados y suspendió a otros doscientos, y se suma a una larga lista de conflictos que incluyó a las principales automotrices. En Córdoba, uno de los ejes industriales del país, implicó unos ochenta despidos en las últimas semanas en metalmecánicas y fabricantes de electrodomésticos Materfer, Alladio, Bucor y Cibié, según denunció la UOM.
“No tenemos ninguna duda de que en la última etapa los conflictos laborales se incrementaron y se van a seguir incrementando”, aseguró el secretario gremial de la CTA, Daniel Jorajuría. “Se está mirando cumplir con la deuda externa y no la interna. Se habla de $ 90 mil millones que se sacaron del país y ésas son ganancias de las empresas que se realizaron con el lomo de los trabajadores”, agregó.
Según las estimaciones del sector, hay 13 mil puestos de trabajo en riesgo. PERFIL consultó al Ministerio de Trabajo pero no recibió respuesta.
El problema estadístico alcanza así también al sector laboral. En muchos casos, las empresas incumplen con las reglas del proceso preventivo de crisis, que implicarían una presentación en la cartera laboral antes de llevar adelante despidos o suspensiones. “Las empresas no los hacen y los sindicatos no los exigen”, explicó el representante de la CTA opositora.
“Ninguna empresa está en crisis. Lo que hoy no produce Lear en la Argentina lo está produciendo en Honduras. Ford elige el país donde trabajar a menor costo. En la industria quedamos como una armaduría donde la mano de obra local en un auto varía del 20% al 30% del total del auto”, sostuvo Jorajuría. Los empresarios –y algunosdirigentes sindicales– disienten, mientras que estiman que no habrá recuperación en el segundo semestre.
“En lo que va del año, las ventas de electrodomésticos cayeron 25%. Y pese al Mundial, las de televisores cayeron 10%”, explicó el presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Carlos de la Vega, que recientemente se reunió con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. El funcionario le aseguró que, de ahora a fin de año, el Gobierno prevé un repunte de la actividad. “Si tienen algún plan de impulso al consumo, lo desconozco, pero para nosotros el segundo semestre va a seguir igual que éste”, explicó. Esa estimación está sustentada en que el “efecto paritarias”, en cuanto a recomposición de salarios frente a lo que perdieron por inflación, “ya se produjo y no se volcó a consumo. Puede haber gente dirigiendo esos aumentos a pagar las deudas”, estimó.
“El escenario productivo de las pymes industriales que se está configurando para el resto de 2014 es de caída de la producción y del empleo, con simultáneo incremento de precios. Las empresas están tratando por todos los medios de defender los márgenes unitarios, pero obtienen como resultado una baja de las cantidades vendidas”, explica el último informe de la Fundación Observatorio Pyme. Desde la CGT oficialista, el dirigente gremial del sector agropecuario Gerónimo “Momo” Venegas cuestionó la baja de la rentabilidad empresaria. “Si no hay rentabilidad empresaria, hay magros salarios y cae el poder adquisitivo.
Las pequeñas y medianas industrias acusan un escenario más complicado que las grandes y dan cuenta de una caída del empleo de más del 2% en el primer trimestre del año. “Cuando en las pymes se agota el espacio de la flexibilidad productiva, que caracteriza a su organización, sobreviene la caída del empleo por cierre de empresas”, advirtieron.

Patricia Valli