ECONOMIA LA COMPAÑIA QUE SACUDE ESPAÑA

El día que el fraude de Gowex estuvo por Buenos Aires

PERFIL COMPLETO

Foto:Juan Obregon
“El hombre que engañó a todo el mundo”, tituló hace una semana el diario madrileño El País en una descripción de Jenaro García. El creador de la proveedora de wi-fi para ciudades, Gowex, era hasta hace poco ícono de los emprendedores españoles en el campo tecnológico, y hoy devino en emblema de lo que acá llamaríamos trucho: acaba de reconocer que dibujó los números de su compañía para inflar la cotización en los mercados, a tal punto que lo que debía valer unos cien millones de euros se mostraba a dos mil millones.
Hubo un tiempo, en 2010, en el que la compañía de García, que hoy camina los tribunales españoles acusado de fraude, estuvo a punto de convertirse en proveedor de internet inalámbrica en varias plazas de la Ciudad de Buenos Aires.
El entonces ministro de Espacio Público, Diego Santilli, y el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acordaron con esta firma, presente en más de veinte países donde brinda wi-fi, la conexión de diez plazas. Más tarde, también de estaciones de la línea H de subtes. También se le entregaron otras tantas a Fibertel. “Pero Gowex nunca llegó a proveer nada”, explican en el Ministerio de Modernización, donde hoy Andrés Ibarra maneja el programa BA wi-fi, con más de 250 puntos en la Ciudad con internet inalámbrica. Si bien se llegó a hablar de que hubo un contrato de 30 millones de euros con la empresa de García, en la Ciudad lo niegan. “Nunca hubo una partida asignada”, indican, aunque sí admiten que llegó a haber, tiempo atrás, banners en la calle con el logo de Gowex. La compañía hoy en desgracia quería que cuando los usuarios se conectaran pasaran por una página de inicio (“landing page”) donde pusieran un nombre y contraseña, de manera tal de poder vender publicidad. No hubo acuerdo.
Gowex Argentina estaba representado por Hugo Marías, un ex asesor de la Secretaría de Comunicaciones de la Nación, con trayectoria en el sector privado. Incluso fue como titular de Gowex vocal suplente en la Cámara de Comercio Argentino-Española. La entidad recibió hace un tiempo una solicitud de baja de parte de Gowex como afiliado. En su momento, pasó desapercibida, hasta que a comienzos de este mes, cuando estalló el escándalo en España, todo quedó más claro.

Jairo Straccia