ECONOMIA YA SON CASI $ 30 MILLONES

El dinero que Moreno recauda para los inundados se usará en la campaña

Aún no se definió el destino del Fondo de Emergencia formado con aportes privados, pero se mantendrá hasta noviembre. Lo distribuirá Alicia Kirchner vía cooperativas.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

A pedido del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, más de cien empresarios ya pusieron dinero en el Fondo Solidario de Emergencia Climática para los afectados por la inundación en La Plata, de la que el próximo jueves se cumple un mes. Juntaron casi $ 30 millones, pero esos fondos aún no tienen aplicación práctica y permanecen en una cuenta del Banco Nación. Entre los empresarios obligados a contribuir, hay una luz de alarma: lo recaudado será canalizado a través del Ministerio de Desarrollo Social, que comanda Alicia Kirchner, en proyectos que, sospechan, podrían confundirse con actos de campaña antes de las elecciones.

Desde que Moreno lanzó el fondo de solidaridad forzosa el 4 de abril, hasta el viernes pasado, la cuenta 482439/6 abierta en la banca pública ha recibido depósitos por un total de $ 29.112.290,42. Hubo hasta ahora 151 transferencias, y figuran desde un aporte de $ 10 millones, hasta otros de entre $ 5.000 y $ 300, pasando por varios de $ 1 y $ 2 millones. Pero hasta ahora nadie sabe cómo ni cuándo esa plata llegará a sus beneficiarios. 

Moreno tercerizó la recaudación a través del titular de la Confederación General Económica de la República Argentina (Cgera), Ider Peretti, quien envió un mail con el pedido y donde se especificaba que la plata es “para iniciar la reconstrucción de las viviendas afectadas”. Desde el Gobierno se hizo circular la idea de que además de la CGERA, también la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión Industrial Argentina (UIA) armarían una comisión para definir la forma de gastar lo recaudado.

Pero hasta ahora no hubo ningún encuentro ni avances en ese sentido. Según Peretti, el próximo martes podría haber una reunión para definir estos temas, e incluso discutir si se difundirá o no el nombre y el monto de los donantes. Pero Osvaldo Cornide, de CAME, no tiene información al respecto ni detalles de cómo se administrará el fondo. Y en la UIA, los pasillos arden. Un ala comandada por el gráfico Juan Carlos Sacco es la más entusiasta con el tema, pero desde la conducción niegan que haya participación orgánica en la puesta en práctica de los proyectos.

“La idea es que se hagan las obras a través de cooperativas vinculadas con el Ministerio de Desarrollo Social”, puntualizó a PERFIL Peretti, estrecho colaborador de Moreno. “Las donaciones están respondiendo muy bien, y recién ahora pudimos juntar fondos necesarios para empezar a trabajar”, expresó al ser consultado por qué no se había hecho nada todavía con ese dinero. Quizás haya un acto para “estimular aportes” en unos días. Hombres de negocios reconocen que aportaron al fondo para evitar roces con Moreno. Pero que los pongan como responsables de un dinero que puede terminar en la campaña, les parece demasiado. Según el titular de la Cgera, “la campaña solidaria” podría extenderse hasta noviembre, después de los comicios.

 

Recambio con partidas en la UIA

El clima de tensión política que demoró la confirmación de que Héctor Méndez será el nuevo presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) también lo sienten otros hombres de negocios que han decidido abandonar la central fabril. Luego de batallar sin éxito para que José Urtubey fuera el sucesor de José Ignacio de Mendiguren, Federico Nicholson, referente de la papelera y azucarera Ledesma y hoy vicepresidente primero de la Unión Industrial, dejará de transitar los pasillos de Avenida de Mayo 1147, aunque la empresa seguirá siendo socia. En el mismo camino, Alberto Alvarez Saavedra, número dos de laboratorios Gador y vicepresidente Pymi de la UIA, también se irá. La misma ruta pensaba tomar Miguel Acevedo, de Aceitera Genera Deheza y hasta ahora secretario de la organización. Pero el martes pasado, cuando se llegó a un acuerdo para que Méndez tome el mando (con Luis Betnaza como vice y el propio De Mendiguren como secretario), le pidieron que se quedara. Pero lo hará como prosecretario 1º, con menos responsabilidades que hasta ahora.



Jairo Straccia