ECONOMIA

“El escenario se agrava y aún no hay diálogo”

El presidente de la Federación Agraria se queja por la falta de convocatoria del Gobierno. Una potencial baja de retenciones y una mejora del tipo de cambio no se sentirán hasta fin de año.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La cosa viene mal y pinta para peor. Depende de qué medidas efectivamente tomen el Gobierno y las nuevas autoridades, pero hay que tener en cuenta que aún si avanzan en el sentido correcto –rebaja de retenciones, baja de costos, mejora del tipo de cambio para la producción, entre otras– éstas recién se van a traducir en la cosecha que viene.

Por caso, la cosecha gruesa ya está comprometida y, si se normalizara el mercado del trigo, se va a sentir recién en diciembre. Por eso entre los productores hay un clima de incertidumbre y desconfianza porque, por ahora, de parte de las nuevas autoridades de Agricultura sólo se vio chamuyo, que es así como se interpretan las reuniones que mantuvo el ministro Carlos Casamiquela con los representantes de las cadenas productivas, la CAME o la CGE de Ider Peretti, pero estar desconociendo a la Comisión de Enlace, que es el espacio donde están agrupadas las entidades tradicionales del sector, las que tienen la verdadera representación política.

Es decir que el diálogo político como punto de partida para poner temas en una mesa de discusión y encontrar soluciones, sigue postergado.
Por eso digo: nada de lo que viene mal pinta mejor.

Con un componente adicional: la política macroeconómica. Cualquier manual básico indica que para modificar la situación de pérdida de competitividad hay que corregir el tipo de cambio, bajar el gasto público, abrir importaciones o modificar tasas de interés. Pero aquí el tipo de cambio se está corriendo muy tímidamente; las importaciones no se van a abrir porque eso no está en la naturaleza de este gobierno; y modificar el gasto público, tampoco. Lo que si están modificando es la tasa de interés a la suba, con esto los productores endeudados van a tener todavía un panorama más critico.

Todo el escenario tiende a agravarse. A los efectos del clima adverso para el NOA y NEA no hay ninguna intención de atenderlos realmente, ofreciendo dinero fresco en cantidad. El problema lo enfrentan, solos, los gobiernos provinciales con sus raquíticas finanzas.
Desde el plano internacional no se esperan buenas noticias. Los precios de las commodities, que generalmente van de la mano del petróleo, no tienden a hacer una escalada y nada indica que haya una mejora en los valores actuales. Sin embargo, estos precios no son malos; el problema son las políticas que mantenemos fronteras adentro y las distorsiones que generan las retenciones o los costos altos. En Uruguay, Bolivia, Paraguay los productores, con los mismos precios internacionales tienen rentabilidad; nosotros no.

Le vamos a dar algún tiempo, dejaremos pasar algunas semanas porque es cierto que el país tiene urgencias, como los cortes de energía que son una lastimosa realidad para millones de personas. Pero estamos alertas porque la agenda agropecuaria no aparece ni por joda a pesar de los centros que les tiramos. La presentación que la Comisión de Enlace hizo en diciembre junto a CREA fue una manifestación categórica de lo mucho que podríamos darle los productores al país en producción, empleo, divisas, etc. Pero al campo sólo se lo mira para sacarle plata, nada más.
 

*Presidente de la Federación Agraria Argentina.



Eduardo Buzzi