ECONOMIA BALANCE FINAL DEL ARTICULO IV

El FMI prevé inflación de 16% y promueve recorte a jubilaciones

.

Manual. El Fondo que dirige Lagarde elogió las medidas pero marcó que la deuda crece rápido.
Manual. El Fondo que dirige Lagarde elogió las medidas pero marcó que la deuda crece rápido. Foto:cedoc perfil
El directorio del Fondo Monetario Internacional analizó la evaluación sobre la Argentina –en el marco del artículo IV– y avaló las medidas del Gobierno, aunque con observaciones. Entre los principales riesgos, marcó la volatilidad internacional, que puede restringir el financiamiento, y consideró hay un “rápido aumento del endeudamiento” en la Argentina.
La recomendación de acelerar el ajuste –por la volatilidad para financiar el déficit– volvió a formar parte de las recomendaciones: es “esencial reducir el gasto público, sobre todo en los ámbitos en que dicho gasto ha aumentado rápidamente en los últimos años, en particular salarios, pensiones y transferencias sociales”, remarca el informe, que llegó también una semana después de que el Gobierno se asegurara el cambio en la fórmula de la movilidad por la que se actualizan las jubilaciones, un “ahorro” de $ 100 mil millones para el gasto.

De todas formas, después de la recomendación de recortar gasto social, aclara que es importante “mitigar el impacto del reequilibrio fiscal en los segmentos más vulnerables de la población”.
En la semana de la corrección de la meta de inflación, el Fondo mostró sus estimaciones, que sobrepasan a las del Gobierno. Al 15% oficial le subió la apuesta, con un 16,3% de inflación, pero también marca que la inflación “núcleo” está muy cerca de la nueva meta oficial: 14,6%, con lo que cualquier aumento adicional, como tarifas, pone en riesgo la meta.
“Argentina está experimentando una sólida recuperación tras la recesión del año pasado y, pese a la consolidación fiscal prevista y los esfuerzos de desinflación en curso, se espera que el crecimiento se consolide en los próximos años. La inflación continúa disminuyendo, aunque a un ritmo más lento que el fijado como meta del Banco Central”, sostiene con datos previos a la nueva meta.

Consumo.
Para el Fondo –como para el Indec– hubo un aumento de los salarios reales en 2017, lo que permitió una suba del consumo. “Una mayor demanda interna transformó el superávit comercial en déficit e incrementó el déficit en cuenta corriente”, evaluó el directorio en su reunión del 18 de este mes.
También prevé que el déficit fiscal aumente, pese a la reducción del primario. “Su financiamiento ha dado lugar a un rápido aumento del endeudamiento en moneda extranjera”, marca.
En línea con los anuncios de ayer, el FMI abogó por “reducir el financiamiento monetario del déficit” como una forma de “afianzar la independencia del Banco Central y apuntalar la credibilidad del régimen de metas de inflación”.


Temas: