ECONOMIA DETRáS DEL 'RECALIBRANDO'

Desde el Gobierno aseguran que las metas del Banco Central "ya no eran creíbles"

Tras el anuncio insisten en que la independencia del Central está "reafirmada" y que el movimiento del dólar "es lógico".

Sturzenegger, titular del BCRA.
Sturzenegger, titular del BCRA. Foto:Télam

Tras los anuncios realizados en Casa de Gobierno sobre la nueva meta de inflación del 15% para 2018, funcionarios del área económica admitieron que los cambios en cuanto a las metas de inflación se resolvieron en función que la realidad mostraba que "las proyecciones anteriores ya no eran creíbles". 

"Las metas habían sido fijadas en el comienzo de la gestión del actual gobierno y hubo muchos aspectos y elementos que incidieron para finalmente concretar esos cambios ahora", aseguraron.

"El cambio de metas era algo que veníamos analizando desde hace tiempo y observamos que el momento propicio era este, en cuanto a modificar las metas. Las anteriores ya no eran creíbles", resaltó uno de los principales funcionarios del Palacio de Hacienda que puntualizó que al fijarse un número concreto "ya hay menos motivos para la especulación".

"La independencia del Banco Central esta reafirmada en esta decisión. Quiero aclarar algo. Quien fija las metas de inflación es el Poder Ejecutivo. Ahora, el Banco Central luego tiene que desarrollar la política monetaria adecuada para cumplir con esas metas", afirmó.

En Hacienda consideran que estos cambios no tendrán incidencia en las negociaciones paritarias y sostuvo que las que cerraron hasta el momento "no son las de los gremios más importantes".

"Las paritarias son libres, es factible que algunos gremios cierren por encima de la pauta de inflación. Muchas paritarias tienen que ver con las características de los sectores, cómo quedaron parados en la última paritaria", expresó.

Dólar récord. Por otro lado, en Hacienda se siguió con tranquilidad la escalada de la cotización del dólar, que llegó a superar los 19,50 pesos y en ese sentido estimaron que son movimientos lógicos del mercado, reacomodamientos, pero no implica catástrofe ni histeria.

"En la Argentina estuvimos muchas décadas acostumbrados a los tipos de cambio fijo, entonces cuando se mueve un poco se hace una tragedia. Hay que acostumbrarse a que en determinados momentos el tipo de cambio puede tener movimientos, incluso algunos movimientos bruscos", comentó el mismo funcionario. 

A la vez que se observa con tranquilidad la situación del mercado cambiario, en Hacienda se muestran optimistas con respecto al nivel de actividad del próximo año. "Creo que nos quedamos cortos con el 3,5% de crecimiento para 2018. Pienso que vamos a estar más cerca del cuatro por ciento", resaltó el integrante del gabinete económico, quien ante una consulta sobre si el objetivo de las modificaciones de las metas de inflación es que baje la tasa del BCRA respondió que "en todas partes del mundo los ministerios de Hacienda quieren una baja de los intereses".


Fernando Nolé