ECONOMIA MEGAEMISION DE HASTA US$ 15 MIL MILLONES


El mercado consagra a Macri: podría pagar 7% o menos para tomar deuda

Los financistas aprovecharán una tasa que aún es el doble de la región, y el Gobierno celebra que bajaría entre 3 y 4 puntos los intereses desde las últimas colocaciones.


Foto:twitter: @alfonsopratgay
Enviada a Washington
El precio de la salida del default será el dato más relevante de la vuelta de la Argentina a los mercados internacionales de deuda. Al salir a financiar el pago en efectivo con bonos de distinta duración, para lo que buscarán unos US$ 12.500 millones, el Gobierno podría usufructuar el fuerte interés de los financistas internacionales para, a raíz de una fuerte demanda, poder colocar a una tasa del 7%, o incluso algo por debajo, según los más optimistas.
La tasa que pagarán los bonos que prevé emitir el Gobierno la próxima semana rondaba el 8% pero los funcionarios que se reunieron con inversores durante toda la semana son optimistas y estiman que podría ser más baja, ya que prevén un aluvion inversor. Se habla incluso de un 7%. “Va a ser una tasa muy buena”, pronosticaron tras el aval de la Corte, que finalmente se oficializó ayer. Así, mientras los precios de los bonos en la Bolsa suben, la tasa baja, un reflejo también de la mejora de la nota que empezó a tomar forma en las calificadoras de riesgo, lo que alienta a su vez la idea de que podría incluso perforarse, aunque por muy poco, el piso de 7%.
“Hay mucho interés en la Argentina”, apuntó Hernán Lacúnza, ministro de Hacienda de la Provincia de Buenos Aires. “Por lo general hay un spread de dos puntos sobre la tasa de Nación”, explicó. O sea que si pagó sin acuerdo buitre 9,25% por US$ 1.250 millones, puede suponerse que ya entonces la tasa de la Argentina
era 7,25%, y que ahora podríacaer más.
Si bien se trata de la colocación más grande por parte de un país emergente en una década, en el equipo de Alfonso Prat-Gay sostienen que hubo “mucho interés” por parte de los bancos y fondos de inversión. Y la posibilidad de estirar la emisión hasta US$ 15 mil millones se define como un límite “autoimpuesto” –avalado por el Presupuesto, según aclaró el ministro esta semana– para mejorar el corte de las ofertas. Las estimaciones de ofertas legítimas superan los US$ 20 mil millones, pese a que algunas semanas atrás había dudas sobre si se podían captar los fondos necesarios. Para esto el secretario de Finanzas, Luis Caputo, ayer siguió adelante con el road show en los hoteles Ritz Carlton y el Hyatt para asegurar el volumen que le permita elegir cómo cortar.
En un contexto de bajas tasas globales, donde los emergentes incluso colocan al 4% como Bolivia o Uruguay, con una tasa del 7% la Argentina casi duplica la renta. “No tenemos que dejar pasar esta oportunidad” fue el mensaje que recibieron quienes participaron de las reuniones de inversión y que ayer por la tarde también fueron a escuchar a Prat-Gay hablar sobre las perspectivas para la economía argentina. Superado el problema financiero falta la segunda parte: que se traslade a la economía real. Para el Gobierno, esto se lograría a través de inversiones.
La oferta se hará pública este lunes y el martes se prevé el “cierre de libros”, donde se evalúan ofertas y se define la tasa. Son los funcionarios de Finanzas quienes definen el monto final de lo que se colocará. Los dólares, en este caso, no llegarán a la cuenta del Tesoro, salvo que excedan lo autorizado por el Congreso para pagarle a los fondos buitre y holdouts.
“En las primeras emisiones, una tasa del 7% puede ser muy buena porque venimos de niveles que oscilaron entre el 9 y el 11% en las últimas emisiones y en la medida que los inversores vayan recuperando su confianza y vean los avances de la política económica, podremos ir accediendo a tasas más cercanas al 5%”, ponderó el economista Dante Sica, director de abeceb.com.

Patricia Valli