ECONOMIA TAMBIEN EL SECTOR PRIVADO CALIBRA LA GOBERNABILIDAD

El optimismo no alcanza: preparan medidas para estimular la inversión

Actualizarán el cupo fiscal de la ley de promoción y estudian una compensación para hacer más rentables proyectos en un contexto de tasas altas. También apuran leyes clave.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com
El Gobierno quiere que el optimismo y la retórica positiva se transforme en inversiones. Por eso, analiza un paquete de leyes para acelerar desembolsos en el sector privado de cara a 2017.
En el Ministerio de Producción preparan la actualización de la ley de promoción de inversiones para aggiornar el cupo de beneficios fiscales y también sumar mecanismos que favorezcan la reinversión de utilidades, según indicaron en la cartera que lidera Francisco Cabrera.
Si bien la ley de inversiones está vigente, lo que se busca es actualizar el cupo fiscal anual de $ 1.000 millones –sin cambios desde 2004– que se aplica a proyectos de inversión en actividades industriales. Los beneficios son otorgados por concurso hasta completar ese tope.

Otro de los puntos que se estudia es la posibilidad de incluir nuevos mecanismos como la “devolución de tasa de capital propio” para fomentar la reinversión de las ganancias de las empresas y competir con instrumentos financieros que resultaron atractivos a lo largo de este año, como las Lebacs. Se podría instrumentar a través de un bono fiscal.
“La modificación está atada a cómo vengan las inversiones”, indicaron sobre las ideas en danza. Oficialmente, el Ministerio de Producción sostiene que “no hay un proyecto en elaboración”, pero PERFIL lo constató con los equipos técnicos.

El ideal para Cambiemos es contar para fin de año también con la ley de Participación Público Privada (PPP), que junto con la ley Pyme y la de Emprendedores, intentarán que sea el marco para la “lluvia de inversiones” que prometió el presidente Mauricio Macri en campaña.
Mientras tanto, algunas empresas volvieron a correr la fecha del desembarco para “esperar el resultado de las  elecciones legislativas” y ver si el oficialismo mejora su participación en el Parlamento, reconocen en Cambiemos. El curso de la agenda legislativa de inversiones, incluidos los cambios por la ley de ART, es crucial y llevaría a sesiones extraordinarias en el Congreso (ver Panorama en página 29).

Ley gatillo. En el debate por la ley de Participación Público Privada, la oposición forzó cambios al proyecto oficial bajo el argumento de que genera concesiones al sector privado y perjudica al Estado, o que no garantiza el “Compre Nacional” a la industria local. En la discusión legislativa también se señaló que se dan “sobregarantías” a las empresas privadas, o que se abandonan derechos del Estado a terminar concesiones, entre otros puntos. Para el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, incluso puede generar el marco para la privatización de los servicios públicos.

La necesidad de la ley de PPP fue un reclamo del sector privado en el “Mini Davos”, el Foro de Inversiones que organizó el Gobierno en septiembre. “Creo que la ley se va a aprobar, como se aprueban las leyes con este gobierno, con discusiones y negociaciones”, aseguró el titular de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional, Juan Procaccini, quiem destacó que “por no tener un marco jurídico se perdieron muchas oportunidades”.

Expectativa y realidad. El contador de anuncios de inversión oficial acumula $ 43 mil millones hasta hoy. “Ya cambió el ciclo. El primero que entra sabe que tiene mejores oportunidades”, destacó Procaccini quien también señaló que el mercado de capitales se sumará “con medidas para mejorar el financiamiento para las pyme”.
Se trata, en definitiva, de transformar expectativas en realidades concretas. Según la Universidad Di Tella, el valor de las acciones de empresas locales tienen margen para duplicarse si quieren alinearse con la región.


Buscan crear 6 mil pymes exportadoras

Desde el pico de exportaciones de la Argentina en 2011, se perdieron US$ 20 mil millones en ventas al exterior pero también 6 mil pymes exportadoras.
El plan oficial es intentar recuperarlas con un trabajo sobre las empresas a partir de la Fundación Export.Ar, que dejará atrás el modelo de ferias para avanzar en “acompañar el desarrollo de la capacidad de exportación de las pyme”, según explicó el titular de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional, Juan Procaccini. “Pasamos de 15 mil pymes exportadoras a 9 mil. La idea es recuperar esas 6 mil que se perdieron con un plan para desburocratizar las operaciones, mejorar el financiamiento y la capacitación”.

Export.Ar está a cargo de Juan Pablo Trípodi, ex Techint y Newsan. Desde allí se articula el trabajo con Producción y Cancillería, que identifica demanda externa a través de las embajadas.
“Vamos a racionalizar el número de ferias. Un país normal va a unas sesenta ferias al año. En 2015 se viajó a 240, pero muchos iban sólo por el viaje. Este año se bajó de 160 presupuestadas a 110, porque se sacaron varias del segundo semestre”, explicó Procaccini.