ECONOMIA EL CRUDO, EN US$ 60

El petróleo vuelve a subir, la oleaginosa retrocede y sufren las cuentas externas

PERFIL COMPLETO

Foto:Infografía A.I.

El viento de cola de principios de año se fue volando con el verano: el viernes, el petróleo cerró a US$ 60,3 y la soja, a US$ 343,19. Durante mayo, entonces, el crudo de WTI subió 1,9% en Texas, mientras que la oleaginosa cayó 3,6% en el mercado de Chicago. De esta manera, el Gobierno debe prestar atención al nuevo escenario internacional de las commodities: cada vez necesita más dólares para hacer frente al déficit energético, pero, a su vez, le ingresa menos divisas por la exportación de soja. Según las nuevas estimaciones, el balance entre ambas commodities sería negativo por casi US$ 2 mil millones.
Según el Estudio Bein, del principal asesor del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el déficit energético promedio de 2014 había sido de US$ 8 mil millones porque cada barril se pagaba a US$ 100. Y para 2015 proyectaba US$ 4.100 millones porque en diciembre se había desplomado hasta los US$ 50. Sin embargo, a partir de la nueva cotización, el rojo petrolero podría ubicarse en US$ 5 mil millones. Es que Argentina necesita importar, al menos, 82 millones de barriles por año. Y por cada dólar que cambia el precio, el déficit energético se mueve US$ 80 millones por año.
Por su parte, al comparar la última campaña sojera con la actual, el mismo estudio indicaba en enero que este año ingresarían US$ 3.300 millones menos. Es que la tonelada de esta oleaginosa ya no valía los US$ 420 de julio, sino los US$ 380 de diciembre. Pero ahora, US$ 340. De esta manera, ingresarían casi US$ 5 mil millones menos que en 2014 –US$ 16 mil millones contra US$ 21 mil millones–. Es que por cada dólar que cambia el precio, sus exportaciones se mueven US$ 40 millones por año.

Este complejo es fundamental para el país: representa el 29% de todo lo que ofrece al exterior.
Así las cosas, mientras en enero se proyectaba un balance entre ambas commodities favorable en US$ 600 millones, en marzo la tendencia se hizo negativa por US$ 549 millones. Y ahora, se profundizaría hasta los US$ 2 mil millones.
Cada dólar cuenta, en un año donde el total de vencimientos a pagar suman US$ 12 mil millones y las reservas se cuidan como oro, ya que se mantienen gracias a un acuerdo con China y a la restricción de pago de importaciones. Esta semana, el Gobierno debió girar esta semana US$ 683 millones al Club de París, en la segunda cuota del acuerdo.



Agustín Ceruse