ECONOMIA EN TRES MESES YA CAYO 3,1 POR CIENTO

El salario perderá 5% de su poder de compra, la mayor caída de la década

Las primeras paritarias cerradas anticipan una fuerte baja de los ingresos reales. Todavía no impactó el tarifazo. Ya se siente el traspaso de la devaluación a precios. El costo político.

Foto:Juan Obregón / Cedoc

Los salarios arrancaron el 2014 en negativo y, según la tendencia de los acuerdos que se están cerrando hasta el momento alrededor del 30% se encaminan a pasar todo el año “en rojo” frente a una inflación anual estimada del 35%. Así, las estimaciones de pérdida de poder adquisitivo rondan un 5% para el año, mientras que hoy los gremios ya acusan un atraso de al menos el 20% real.

El Gobierno busca dar un horizonte de previsibilidad para el segundo semestre que, según analistas de distintos paños, “se logrará a costa de un ajuste sobre los ingresos del hogar y una reducción del consumo. Teniendo en cuenta que este componente ha sido el pilar del crecimiento en la última década, ello augura una economía de bajo crecimiento”, según explicó el economista jefe de Management & Fit, Matías Carugati.

Discusiones. En lo que va del año, ya pusieron el gancho en nuevos acuerdos paritarios los docentes bonaerenses, tras 17 días de paro (30,9% en promedio) y los nacionales, en 29%. También firmaron los metalúrgicos, con mejoras en el orden del 29%, hace horas los trabajadores viales, en torno al 27%. Estos rangos, con una inflación que pese a bajar un escalón en marzo sigue en valores anuales del 35%, anticipan un 2014 de escalera vs. ascensor como nunca antes desde 2003.

El grueso de las negociaciones todavía está por llevarse a cabo. De acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo, el 60% de los convenios se negocia entre marzo y mayo, con un 24% en marzo, un 26% en abril y un 10% en mayo. En junio, sin embargo, se libran peleas duras, como la discusión de camioneros, que a través de su líder en la CGT disidente, Hugo Moyano, ya calentará los ánimos desde este jueves, con un paro nacional.

De acuerdo con un trabajo de la consultora Economía y Regiones, la realidad salarial es dispar en el país. A datos del tercer trimestre de 2013, el sueldo promedio del sector privado estaba en $ 8.446, con un mínimo de $ 5.885 en Santiago del Estero y un máximo de $ 16.826 en Santa Cruz. En la provincia de Buenos Aires, $ 8.198 y en la Capital Federal, $ 9.638.

El menor consumo ya se siente en la calle. En la Cámara Argentina de Comercio registran más locales vacíos y hay mermas en las ventas de autos cero kilómetro. Más allá de las medidas como la suba de tasas que encareció el financiamiento, el impacto se debe principalmente a la caída del poder adquisitivo.

“El traslado a precios de la devaluación se sintió con fuerza durante febrero, y los nuevos datos del Indec muestran que el salario continúa perdiendo la carrera contra la inflación. Según información oficial, la remuneración promedio se incrementó 2,1% mensual, lo que implica una baja de 1,2% en términos reales (2,1% si se toma la inflación del Congreso). De esta forma, en lo que va del 2014 el poder adquisitivo cedió 3,1% (4,8% con cifras del Congreso)”, detalló Carugati.

Según documentos de trabajo del equipo económico de la CTA, el 2012 “fue el primer año donde hubo una pérdida del poder adquisitivo del 5% que no se recompuso”. Según sus estimaciones, entre el 2012 y mediados del 2013 esa pérdida fue del 6% . “A partir de la segunda mitad de 2013, se acumula una caída de aproximadamente del 15%, con la devaluación en el medio. Ahora, medidos a marzo, los salarios están en un 20% por debajo de lo que estaban en 2012”, detallan los estudios.

Frente a las paritarias, el legislador consideró que “las pautas que se están tratando de imponer desde el Gobierno consolidan la pérdida salarial”, en función del 25% que intentó establecer como techo el oficialismo, aunque ya fue sobrepasado por pautas que promedian el 30%. Esa cifra, sin embargo, tampoco alcanza para compensar la inflación.

“El salario real está muy golpeado. El consumo puede mejorar a partir de este segundo trimestre porque las paritarias van a compensar algo, pero el 30% que están cerrando algunos gremios todavía está por debajo de la inflación”, aseguró el economista Fausto Spotorno, del estudio de Orlando J. Ferreres. “En 2013 arrancó en negativo y 2014 viene igual, pero puede mantenerse en negativo todo el año”, remarcó, un punto que en algunos casos puede verse agravado por la no actualización del mínimo no imponible de Ganancias, que llegaría más tarde (ver aparte).

La película. El Banco Ciudad revela la evolución del poder de compra de los salarios, que asoma como una línea que acompaña el ciclo político. En 2010, la capacidad adquisitiva trepó 1,8%, en 2011, cuando Cristina Kirchner ganó las elecciones con el 54% de los votos, la mejora fue del 5,3%. Pero ya en 2012 hubo un declive del 0,7, que se profundizó a 1,9% el año pasado. Para el Centro de Investigación y Formación (Cifra) realizado por Mariano Barrera y Pablo Manzanelli, el año pasado los precios y los sueldos terminaron “empatados”.

“Después de dos años consecutivos de ligeros crecimientos del salario real, el poder adquisitivo del salario cayó 0,4% en 2013. Los asalariados registrados del sector privado mostraron caídas de 0,6%, en tanto que los asalariados no registrados experimentaron un crecimiento del salario real del 3%”, detalla el análisis.

Los trabajadores del sector público fueron “los más perjudicados” en materia de poder adquisitivo, con una caída del 1,8% en 2013. “Las brechas salariales son significativas, favoreciendo, como es obvio, a los trabajadores registrados en el sistema formal”, lo que pone el eje sobre uno de los grandes temas pendientes una década ganada después: el trabajo en negro que ronda el 30%.

El poder adquisitivo de los trabajadores registrados fue en 2013 “un 32,4% más elevada que el vigente en el último trimestre de 2001. En tanto que el de los trabajadores informales fue apenas un 9,8% superior”, sostiene Cifra.



Patricia Valli