ECONOMIA QUEJAS DESDE BRASIL

El ‘swap’ puede dar estabilidad en caso de una cesación de pagos

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

A siete días hábiles de una eventual entrada en default “técnico” por el pago de U$S 540 millones del bono Discount, el swap por U$S 11 mil millones se perfila como alternativa para hacer frente a posibles maniobras especulativas de mercado.

“Como noticia es muy buena porque si llegaran a aparecer tensiones en el mercado cambiario ante un eventual default, el swap puede sumarse a los más de 29 mil millones de reservas que tiene el Central”, señaló el economista de la Gran Makro Agustín D’Attellis.

El martes habrá una audiencia del juez Thomas Griesa con los bonistas que también podría definir el sentido del swap. Si el juez no concede un stay una ventana para pagarle a los bonistas que el 30 de junio debían cobrar y que no lo hicieron por orden de Griesa, la Argentina podría entrar en default técnico a fin de este mes. Y el Gobierno no descarta el peor escenario. “Aun en ese caso, sería un escenario marginal que afectará en el corto plazo el precio de los bonos y que podría generar ataques especulativos contra el peso. Pero el riesgo de negociar antes de que se venza la cláusula RUFO es altísimo”, agregó D’Attellis. Otros economistas, en tanto, pusieron en duda que el swap pueda servir como defensa. “Yo no sería tan optimista como dicen en el Central de que se puede usar como reserva. Tal vez nos puede ayudar a importar más cosas desde China, nada más”, aseguró por su parte el ex presidente del Banco Central Aldo Pignanelli. Martín Redrado defendió esta semana el swap que hizo en 2009 y aseguró: “Para que una operación de este tipo permita incrementar el stock de reservas hacia fines de año y tenga un impacto concreto en las arcas del banco debería realizarse una operación financiera para hacerlos convertibles”, algo que según el Central está contemplado en el mecanismo acordado el viernes con el gobierno de Xi Jinping.

Brasil lo siente. Algunos industriales brasileños se comunicaron ayer con sus pares locales para conocer el alcance del acuerdo. Los empresarios del país vecino entienden que en lo que va del año sus ventas a la Argentina fueron las que más cayeron, mientras que las importaciones de China o Estados Unidos se mostraron más estables.



P.V.