ECONOMIA

Empresarios piden una pauta oficial en las ‘paritarias guía’

La definición de negociaciones salariales clave entre los gremios más fuertes que sirven como guía para el resto está a la espera de una definición dentro del mismo Gobierno que por ahora gana tiempo hasta definir las candidaturas a la Presidencia para dar rienda suelta al consumo electoral.
“No sé cómo vamos a terminar esta negociación”, indicó el titular de la Cámara de Comercio, Carlos de la Vega, sobre la paritaria que negocia con el gremio a cargo de Armando Cavalieri.
Si bien las paritarias son, en la teoría, libres, “siempre hay una orientación que viene de las autoridades”, reconoció De la Vega. “Este año el Gobierno no se puso de acuerdo en si el aumento va a estar más cerca del 20% o del 30%”, indicó el representante de los empresarios. El Ministerio de Trabajo que dirige Carlos Tomada les recordó a los gremios y cámaras patronales que la cartera tiene que homologar los acuerdos, es decir, autorizarlos. Según trascendió, la paritaria de Comercio se encaminaba a cerrar en torno al 30%, pero el Gobierno reclamó bajar la cifra, aunque tampoco dio a conocer el monto ‘deseado’, según admitió De la Vega.

Esta semana, el secretario de Comercio, Augusto Costa, aseguró que “la inflación no es del 30%” y consideró que “sigue bajando”. En la demora de cierre de las paritarias, el Gobierno gana tiempo para definir candidaturas y evaluar qué poder de fuego necesitará a la hora de medirse en las urnas con la oposición.
Además de comercio, bancarios y metalúrgicos están llevando adelante las negociaciones paritarias que en años anteriores estaban definidas o encaminadas hacia la definición. Antes de la primera mitad de 2014 ya se habían cerrado los acuerdos de 19 de los principales gremios, entre ellos la administración pública, bancarios, comercio, construcción, gráficos, metalúrgicos, pasteleros, plásticos y el transporte de pasajeros, con subas que promediaron el 29,7%.

Para el vocero de la CGT opositora, Julio Piumato, la inflación fue mayor que la recomposición el año pasado y por la pérdida de poder adquisitivo el año pasado “la situación social se ha agravado”, mientras que “el 50% de los trabajadores no cumple funciones bajo el trabajo registrado”.
Ante la indeficinión sobre cuál será el aumento promedio para estas paritarias, lo que si persiste es la metodología de acuerdos en cuotas.
“Va a seguir incrementándose la cantidad de empresas con aumentos escalonados. Esperamos alguna aceleración de cierres en estas dos semanas, pero Ganancias está condicionando mucho la negociación, porque retrasa en pos de ir viendo si se ajusta o no finalmente el impuesto que paga cada trabajador”, explicó Andrea Avila, CEO de la consultora de empleo Randstad.
El reclamo político de Ganancias “condiciona la negociación de comercio”, consignó De la Vega, que participó en un seminario sobre Empleo, economía e instituciones organizado por la consultora de recursos humanos Arizmendi. Según el empresario, la mayoría de los empleados de comercio no paga ganancias pero políticamente, cuando hay reclamos del 40% para paliar el impacto de la no actualización del impuesto, “los gremios no pueden bajarse de ese piso de pedidos”.



Patricia Valli