ECONOMIA ALTERNATIVAS DE PAGO

En Economía hay un moderado optimismo

Foto:Cedoc Perfil
El Gobierno es optimista sobre la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia acepte la apelación de la Argentina contra los fallos a favor de los fondos buitre que obligarían al Estado a pagar US$ 1.300 millones por los títulos no presentados al canje.
Desde el jueves, la Corte definirá si toma el caso o lo somete a consultas, por ejemplo, de la Procuración estadounidense. En caso de que no tome ninguna determinación, podrá aplazar el caso para dentro de noventa días. En el peor de los escenarios para la Argentina, la Corte podría rechazar el pedido de apelación del Estado y, en ese caso quedaría firme el fallo de la segunda instancia, que ratificó el original del juez Thomas Griesa que había ordenado el pago a los buitres NML y Aurelius y a un grupo de bonistas que no entraron a los canjes de 2005 y 2010. Pero en el Gobierno sostienen que este último es el escenario menos probable. De ser ése el resultado, se pondría en marcha el cambio de sede de pago para evitar la plaza de Nueva York.
En tanto, por recomendación de la embajadora en Washington, Cecilia Nahón, una delegación de legisladores oficialistas y opositores viajará a Estados Unidos hoy para reunirse con congresistas, en particular los lobbistas del Partido Republicano más duros contra la Argentina, como el senador por Florida Marco Rubio. “Queremos demostrar que no se trata de un problema del Gobierno sino de la Argentina toda”, explicó el diputado del FpV Roberto Feletti. Los encuentros incluyen también al Banco Mundial y al BID. “El apoyo del FMI fue importante; gira sobre lo que podría implicar para las reestructuraciones de deuda y para Nueva York como plaza financiera”, explicó. De la delegación participan los diputados Julián Domínguez, Juliana Di Tullio, Feletti, Rubén Uñac, Eric Calcagno, Guillermo Carmona, Carlos Heller, Omar Perotti, Darío Giustozzi, Federico Sturzenegger, Lino Aguilar, Martín Lousteau y los senadores Gerardo Zamora, Miguel Pichetto, Ruperto Godoy, Marcelo Fuentes y Adolfo Rodríguez Saá.

Patricia Valli