ECONOMIA YA VOLVIO A ITALIA

En su paso por el país, Moreno no se olvidó de la ‘patota’

En sus apariciones públicas, se mostró con José Luis Blanco, denunciado por agresiones y aún técnico en funciones en el Indec.

Foto:Pablo Cuarterolo

Durante los diez días que estuvo en el país, el ex secretario de Comercio Interior y hoy agregado comercial en la embajada italiana estuvo acompañado por parte de su cuestionado séquito, la incondicional “patota” cuyos integrantes siguen atados a cargos clave en el Instituto Nacional de Estadística y Censos, más allá de la permanencia de la cúpula que designó Moreno: Norberto Itzcovich y Ana María Edwin.

Además de los directivos, que por estos días comparten los anuncios públicos del índice de inflación del IPC-Nu y reciben las felicitaciones del ministro de Economía, Axel Kicillof, por el “exhaustivo trabajo” de recomponer los índices, en el organismo resisten otros morenistas, como José Luis Blanco, a cargo de la Encuesta de Grandes Empresas, quien acompañó a Moreno durante su participación en el congreso nacional del Partido Justicialista el fin de semana pasado, donde un reportero gráfico de PERFIL plasmó en una foto a Moreno y a su escudero Blanco.

El funcionario del Indec y ex operador del Mercado Central fue designado inicialmente “por excepción” y sigue trabajando en el Indec según aseguraron fuentes del organismo. En 2012 se corroboró su designación “transitoria” en el organismo que depende del Ministerio de Economía.
Blanco figura en la denuncia que realizó Christian Castillo, dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), como uno de los integrantes de la “patota” que junto con Moreno agredieron a militantes de izquierda que en la marcha del 24 de marzo de 2013.

“Los testimonios gráficos han sido concluyentes en demostrar que los grupos del oficialismo que intentaron que no entremos a la Plaza no eran jóvenes vestidos candorosamente con la bandera celeste y blanca sino grupos de choque formados por barrabravas y patotas varias”, detalló Castillo el año pasado al realizar la denuncia.

Entre los morenistas que sobreviven después de la salida del funcionario del Gobierno, la ex secretaria de Comercio Exterior Beatriz Paglieri se mantiene firme en un cargo de directora adjunta creado a su medida en la Aduana. La funcionaria tomó las riendas en la última reunión del Consejo Consultivo Aduanero, el ámbito de encuentro de las cámaras del comercio exterior con el Gobierno para dirimir problemas operativos. También fue Paglieri la encargada de reunirse con la presidenta Cristina Fernández para presentarle un informe sobre el sector, mientras que el director de Aduana, Carlos Sánchez, mantuvo su perfil bajo. “Desde que asumió, no lo volvimos a ver”, relató un despachante a este diario. En la semana, no obstante, la AFIP dio a conocer declaraciones de Sánchez para intentar aclarar el caso de la muerte de una mujer por una supuesta falta de medicamentos importados por restricciones.

Durante su estancia en Buenos Aires, Moreno aprovechó para “trabajar por la militancia” e inauguró una sede de su unidad básica, Pueblo Peronista, en Almagro. También se reunió con empresarios afines.


Redacción de Perfil.com


Temas: