ECONOMIA

Enarsa busca combustible para los generadores de ‘emergencia’

PERFIL COMPLETO

Foto:Néstor Grassi

El verano quedó atrás, pero la compañía estatal Enarsa continúa extendiendo su plan de emergencia para evitar posibles deficiencias en el sistema de distribución eléctrica domiciliario. Para eso, la firma creada por el ex presidente Néstor Kirchner en 2004, que hoy controla con su gente el ministro de Economía, Axel Kicillof, salió a buscar abastecimiento para la gran cantidad de combustible líquido que insume su funcionamiento, que en parte le permitió al Gobierno aplacar la crisis eléctrica este último verano.
Según avisos ya publicados en la prensa, la firma convoca a las empresas del sector que deseen participar de una futura licitación para la “prestación del servicio de transporte de combustible líquido para las Unidades de Generación Eléctrica Móvil (Ugeem)” en zonas del Gran Buenos Aires y el interior del país.
Según explicaron desde Enarsa, hay tiempo hasta el lunes que viene inclusive para que las posibles proveedoras “manifiesten su interés” en prestar el servicio. En esta primera instancia, la idea es conocer las particularidades del mercado de transporte de combustible líquido, desde las especificidades de los semi-rremolques disponibles hasta la seguridad e higiene del prestador, para que finalmente la Dirección de Compras y Contrataciones de la empresa elabore el pliego de condiciones técnicas y particulares.

A principios de año PERFIL demostró el plan urgente anticortes de luz: el Gobierno había ordenado a Edesur y Edenor desplegar más de 120 megausinas móviles en todo el Gran Buenos Aires. En la misma línea, Enarsa contratará en los próximos días el servicio de transporte de combustible líquido para alimentar, justamente, aquellas unidades de generación eléctrica móvil que desde el verano han invadido la Ciudad de Buenos Aires y alrededores.
Para Fundelec, dirigida por Oscar Dores, este año se han registrado cortes en cincuenta mil hogares de todo el país. El servicio, evidentemente, ha mejorado: en años anteriores casi 800 mil fueron los afectados. Desde el mercado eléctrico reconocieron que “este verano se realizaron más obras que en los últimos diez años”. De todas maneras, como lo demuestra la convocatoria de Enarsa, las megausinas móviles llegaron para quedarse, al menos, hasta el último día de Cristina Kirchner en la Casa Rosada.



Agustín Ceruse