ECONOMIA ENTREVISTA A LUCIANO LASPINA


“Endeudarse es la contracara el déficit fiscal”

El presidente de la Comisión de Presupuesto anticipa que será gradual el recorte de los superpoderes. “El crédito es para obras”. dice.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com
Foto:Perfil.com

Con la premisa de números “realistas” en el Presupuesto 2017, el Gobierno se autolimitará en el uso de superpoderes aunque en la “ley de leyes” que se presentó el jueves en el Congreso hay todavía frentes abiertos, como los subsidios energéticos, según explicó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Luciano Laspina.


—¿Cuánto van a limitar los superpoderes?

—Creemos que la reducción tiene que ser gradual porque la Argentina todavía tiene un proceso por delante de mejorar la calidad de su presupuesto con la creación de la Oficina de Presupuesto del Congreso. Está en discusión pasar lo que hoy es ilimitado a un 10% de las partidas.

—En la oposición ya están pidiendo un 5%...

—Es atendible ese punto pero que tiene que ser de forma gradual. La Argentina todavía tiene que ir hacia una transición, reducir la flexibilidad sin eliminarla tan rápidamente. Pero podemos avanzar a esos niveles en los próximos años.

—Para recomponer Ganancias, las provincias van a tener que resignar recursos. ¿Qué ofrecen a cambio?

—Este es el presupuesto más federal de los últimos años. Destina $ 14 mil millones para financiar el déficit de las cajas jubilatorias provinciales y un punto del PBI para las diez provincias incluidas en el Plan Belgrano. Los gobernadores deberían estar muy contentos con el Presupuesto.

—Los cálculos se hicieron con un 17% de inflación y un dólar promedio de $ 18. ¿Qué puede pasar si no se cumplen las metas con la autolimitación de la reasignación de partidas?

—En ese caso, se puede volver a discutir en el Congreso o se puede recurrir a los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) porque lo contempla la Constitución. En los últimos años se usaron de manera descomunal para subir los techos presupuestarios. Si hay un desfasaje, habrá que evaluar la situación para ver si el Gobierno envía un nuevo presupuesto al Congreso.

—Se busca una autorización para endeudarse por US$ 13.700 millones. ¿Puede ser uno de los puntos complicados de la negociación?

—El endeudamiento es la contracara ineludible del déficit fiscal. No nos queremos financiar con el Banco Central porque genera inflación. No queremos usar los recursos de los jubilados para destinos que no sean el gasto en seguridad social y no queremos un ajuste fiscal. Esto nos obliga a tomar deuda para financiar las obras de infraestructura. El gasto en obras crece 32% el próximo año. Hay $ 95 mil millones destinados al Plan Belgrano.

—Después de un año en que las jubilaciones perdieron contra la inflación, estiman un aumento que duplica la inflación prevista. ¿Hay una recomposición extra?

—Esa mejora se da por la movilidad, que recupera todo lo perdido este año, más la ley de reparación histórica. Este año la movilidad jugó en contra. Cuando la inflación va bajando, mejora el ajuste porque corre desde atrás a la inflación. Ahora van a empezar a crecer en términos reales.n