ECONOMIA TRAS LA SUBA DE TARIFAS

Energía más cara: preparan un canje de electrodomésticos para bajar el consumo

Analizan plan para heladeras, aires acondicionados, lavarropas y calefones que insumen menos gas y luz. Recortes de subsidios y apuesta oficial al uso racional de los recursos.

Estreno. Marcos Peña visitó la planta de heladeras de Samsung el día de la inauguración.
Estreno. Marcos Peña visitó la planta de heladeras de Samsung el día de la inauguración. Foto:Cedoc Perfil

Frente a la suba de tarifas de electricidad y gas después de las elecciones, el Gobierno analiza con los fabricantes alternativas para un plan canje de electrodomésticos que permita un ahorro en el consumo a través de modelos más eficientes.

Las tarifas eléctricas aumentaron hasta 110% este año, y las de gas, hasta un 400%, y se esperan nuevos incrementos a fin de año, después de las audiencias públicas que serán convocadas a mediados de noviembre. Para 2018, además, se prevén nuevos recortes de subsidios del 22%, lo que implica nuevas subas en gas y luz.

A fines de septiembre, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se acercó hasta la fábrica de heladeras Samsung-Visuar, en Cañuelas, donde se presentaron los nuevos modelos que permiten consumir hasta un 60% menos de electricidad. “Se están analizando planes para ayudar a la gente a que acceda a la nueva tecnología”, aseguró Luis Palmier, vicepresidente de Samsung, de cara a la nueva producción.

La suba de tarifas puede competir con la incipiente recuperación del consumo, según señalan algunos economistas. “En contextos de cambios significativos de precios relativos, como la suba de tarifas y los movimientos cambiarios, el aumento de precios no es homogéneo entre productos y cada familia sufre una inflación distinta”, ponderaron los analistas de Ecolatina, que evalúa que los sectores de ingresos altos y bajos recuperaron sus ingresos reales más que los medios.

El área de la subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética, Andrea Heins, trabaja en propuestas para la renovación de equipos. El año pasado se logró un ahorro en el consumo de energía global del 12% por la tecnología, según la Asociación Internacional para la Cooperación Energética.

Entre los datos que miran en el Gobierno para compensar la caída del consumo por el aumento de las tarifas, la Agencia Internacional de Energía (AIE) sostiene que “en Alemania los hogares gastan 580 dólares menos por año en las boletas de electricidad por las políticas de eficiencia”.

Eficiencia. El canje se prevé para heladeras, lavarropas, equipos de aire acondicionado y microondas. Según explicó Palmier, las nuevas heladeras cuentan con el sistema inverter, que permite un ahorro del 30%. La producción en Cañuelas será además twin cooling, es decir, con dos sistemas, lo que permite apagar una parte –la heladera o el freezer– y así lograr un 60% de ahorro en el consumo energético. La mayoría de las heladeras en Argentina son cíclicas. Sólo el 25% es no frost. “Por defecto, el consumidor va a optar por un producto de tecnología inversa”, vaticinó Palmier.

En mayo de este año, el Gobierno también presentó una iniciativa para el ahorro en el consumo de gas a partir de los calefones pilotless (sin piloto), que reducen el consumo de gas al encender el quemador de forma automática al abrir la canilla. Representan “un gran ahorro, no sólo de energía sino también a nivel económico dentro de los hogares”, según Eduardo Zimmermann, director general de Longvie.

Un reciente informe de la AIE asegura que la eficiencia sólo se alcanza cuando hay políticas de gobierno, y reclamó mayor promoción global, ya que “hay un riesgo de que se desaceleren los logros en eficiencia energética”.

El 32% del uso de energía se realiza bajo códigos de eficiencia. Pero esto “se logró por políticas ya existentes, y dos tercios de la energía global todavía no cumplen estos estándares”, detalla.