ECONOMIA SINCERAMIENTO FISCAL

Esperan un pico de blanqueo de inmuebles tras el carnaval

Contadores creen que luego del feriado se exteriorizarán más de US$ 40 mil millones. Desde abril, la AFIP cobrará el 202%.

Los días de calor y carnaval serán solamente una pausa en el régimen de sinceramiento fiscal que a partir del próximo miércoles tendrá una “catarata” de operaciones de inmuebles, según estiman los analistas hasta la fecha límite fijada el 31 de marzo.

“Después de este feriado largo, se vienen dos semanas donde se harán la mayor cantidad de exteriorizaciones”, apuntó César Litvin, del estudio Lisicki Litvin & Asoc., quien explicó que la mayoría de los estudios contables prefieren tener todo listo cerca del 15 de marzo para evitar complicaciones.
Por un lado, los interesados en blanquear sus propiedades, que implica una penalidad de 5% del valor de mercado del inmueble, tienen que tener presente que si desean hacer el pago con los títulos Bonar 7 o Global 17, “no se puede cancelar desde el exterior, tiene que estar primero en una sociedad de Bolsa argentina y esa transacción puede demorar unos 5 días”, aclaró Litvin, quien estimó que, además de los US$ 90 mil millones exteriorizados hasta fin de diciembre pasado, los inmuebles alcanzarán unos US$ 40 mil millones, totalizando cerca de US$ 130 mil millones al 31 de marzo.

A partir de abril, se espera que el entrecruzamiento de datos permita a la AFIP identificar propiedades que no hayan sido declaradas con importantes multas. Dentro del esquema anunciado por el titular del organismo, Alberto Abad, se contempla una penalidad de 5% sobre el valor de mercado para quienes sinceren sus casas o departamentos, y están previstas fuertes multas para quienes no ingresen a este régimen.

A los impuestos correspondientes al período 2011 hasta 2015 de Bienes Personales, se suman intereses resarcitorios acumulados y multas, junto con el cálculo por el impuesto a las Ganancias por el incremento del patrimonio no justificado, intereses y multas por defraudación, llevan a un total de 202% de penalidad, que duplican el valor del inmueble. Un riesgo que el fisco cree demasiado elevado para que un contribuyente quiera mantenerlo oculto.
En cuanto a los interesados en ingresar al blanqueo, Litvin señala dos complicaciones que espera sean aclaradas por el organismo recaudador. Por un lado, no está permitido que un inmueble que estaba a nombre de una sociedad sea exteriorizado por una persona, si dicha persona es accionista de esa sociedad. Para el especialista se trata de una situación frecuente que debería permitirse.

También esperan aclaraciones de Abad “quienes integraron la lista de las 4.040 cuentas en Suiza en la causa contra HSBC que había iniciado el ex titular del organismo, Ricardo Echegaray”, asegura.
Allí una interpretación de la Justicia exigía el detalle del movimiento de los fondos a partir del saldo al 31 de diciembre de 2006, para poder ingresar al blanqueo anterior a través de Cedines. La duda es si para este nuevo régimen deben darse detalles bajo ese criterio.