ECONOMIA EMPLEO Y PRODUCTIVIDAD

Gobierno y UIA, en sintonía: paritarias sin indexación y reforma laboral en cuotas

Aceptan revisar acuerdos salariales si la inflación supera el 15% pero no de forma automática. Cambios por etapas a la ley de contrato de trabajo.

Las automotrices incorporan cada vez más procesos con robots y menos empleados, que son supervisores.
Las automotrices incorporan cada vez más procesos con robots y menos empleados, que son supervisores. Foto:Gentileza FCA

Reforma laboral por partes y paritarias sin actualización automática por inflación son dos ideas que vienen cobrando fuerza y que se corroboraron en el marco de la visita de Mauricio Macri a Córdoba, donde confluyeron funcionarios e industriales.

La reforma laboral podría tener un primer capítulo donde se incorporen figuras para la capacitación y la incorporación de personal. "Se podrían modificar algunos artículos de la ley de contrato de trabajo para permitirlo", dijo el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, quien participó en Córdoba de la presentación de un nuevo modelo de Fiat (FCA). "Puede ser parte de una primera negociación", reconoció, abonando a la idea de desdoblar la reforma laboral para facilitarla y evitar un mayor desgaste político en el Congreso.

La idea en la coinciden sector privado y Gobierno es extender las "prácticas laborales", mejor conocidas como pasantías. La idea es llevarlas, en el marco de una capacitación, hasta los dos años.

En el caso de las paritarias, el titular de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, consideró que su sector sigue la meta del 15% que plantea el Gobierno como horizonte de inflación para este año. 

En ese contexto, señaló que está a favor de que las paritarias se revisen si la suba del costo de vida supera esa cifra. "Revisarlas sí, pero indexarlas no", indicó en referencia a la cláusula gatillo que actualiza automáticamente los salarios cuando se dispara la inflación por sobre lo acordado en un sector. Que no sea 'instantáneo' obliga a volver a negociar y le resta margen de acción a los sindicatos con menos poder de fuego.

Para Acevedo, en sintonía con el mensaje de Macri durante su visita a la planta de la automotriz italiana en Ferreyra, "la paritaria es válida, pero también hay que discutir otras cosas". En esa agenda se incluye la automatización de los procesos industriales -como muestra, la nueva línea de producción de FCA implica el uso de robots en el 85% de los procesos-. Cristiano Rattazzi, presidente de la automotriz, consideró que 'su granito de arena' en tanto fue el trabajo en la cadena de proveedores y la integración de partes locales, que implica mil puestos de trabajo.

Según estimó Etchegoyen, este año se prevé un crecimiento del 15 al 20% del mercado brasileño que podría implicar una suba del 40% de las exportaciones argentinas, lo que ayudaría a que el empleo industrial deje de caer en el 2018, después el 1,6% de empleos en baja que acumuló hasta noviembre el 2017, según las cifras del Ministerio de Trabajo, lo que implica 16 mil puestos de trabajo industriales menos.

El CEO de FCA para América Latina, Stefan Ketter, evaluó que es necesario "modernizar suavemente" el mercado laboral. Sobre la experiencia de la reforma en Brasil, consideró que "por primera vez se tuvo el coraje para cambiar las leyes" y sostuvo que "da muchas ventajas tanto para el empleador como el trabajador", pese al cuestionamiento de los sindicatos. Como ejemplo señaló que en Brasil las acciones legales cayeron tras la reforma. 

"La reforma laboral sería buena, hay que modernizar", coincidió Rattazzi. "Lo ideal es tener un acuerdo con los trabajadores".