ECONOMIA EL JUEZ, DE VACACIONES

Griesa juntó casi un 50% de la deuda que reconoce Economía

Los fondos buitre y holdouts que quieren cobrar el 100% de sus títulos todavía en default desde 2001, ya acumulan presentaciones por US$ 10 mil millones y representan casi la mitad de lo que estima Economía como escenario de máxima para saldar la deuda sin canjear.
La lista de los tenedores que aspiran a cobrar en las mismas condiciones del reclamo de NML Capital, Aurelius y Blue Angel que tiene sentencia firme por US$ 1.300 millones más intereses siguió creciendo la semana pasada, aunque el monto se mantiene dentro de las previsiones del Gobierno sobre los “me too” o “yo también”.
Esos US$ 10 mil millones incluyen, según cálculos privados, los intereses y las nuevas presentaciones. Por ejemplo, los US$ 1.590 millones más que reclamó NML, el fondo de Paul Singer, por otros títulos que se suman a la contienda. Así se convierte en el principal acreedor, con reclamos por casi US$ 4 mil millones.

“NML tenía más títulos y presentó un nuevo reclamo. La cifra final, según el tipo de acuerdo que pueda haber, va a oscilar entre los US$ 16 mil millones y US$ 22 mil millones”, según las estimaciones que manejan en el Gobierno, explicó el ex director del Banco Central, Arnaldo Bocco.
“Además, hay una cantidad de bonos que no están, que se perdieron, desaparecieron”, agregó sobre los títulos que se perdieron y no entraron a los canjes. Ese monto, que en la jerga financiera se conoce como ‘scrap’, ronda para algunos analistas los US$ 1.500 millones, alrededor de un 25% que no entró a los canjes, lo que “parece una cifra un poco alta”, según reconoció el ex funcionario.

En tanto, el Gobierno seguirá cumpliendo con las citaciones sin dar indicios de negociación hasta que no venza la cláusula RUFO que impide mejorar las condiciones de pago a quienes no entraron a los canjes de 2005 y 2010.
Griesa, por su parte, adelantó las audiencias que había pautado para diciembre por el Citibank y salió de vacaciones a mediados de este mes. “Hasta enero es probable que no se resuelva nada”, estimó Bocco en base al descanso del juez en su rancho de Montana.
Las reuniones siguen bajo la órbita del mediador Daniel Pollack, quien en la semana se reunió también con representantes del sector privado que buscan como alternativa comprar el juicio a Singer.



Patricia Valli