ECONOMIA THE ECONOMIST

Guillermo Nielsen: "El Gobierno falló en no contener el gasto público"

El economista dice que el gabinete económico "no termina de encarar" ese problema. Las consecuencias de ir "contra reloj". Video.

Foto:Nestor Grassi
El economista Guillermo Nielsen participa de la primera edición del The Economist Argentina Summit, organizado por la revista inglesa, del que participan 300 líderes. En ese marco, dialogó con Perfil sobre el presenta nacional, apuntó a los errores del gobierno macrista por "no contener el gasto público" y dijo que "cuando no sabés mucho de economía, hay gente que se asusta".

Perfil: - Hay dos mundos, la posibilidad de Argentina de crecer y la situación actual con lo que venimos de ver con la CGT.

Nielsen: - Para hablar de la Argentina hay que tomar cierta distancia tanto del paro de la CGT de ayer como del paro de maestros porque estamos muy exigidos por lo que ha pasado en los últimos dos días. La Argentina tiene grandes posibilidades, simplemente porque tiene tremendas ineficiencias. La corrección de las ineficiencias múltiples que tiene la Argentina en si mismo debería ser una fuente de crecimiento así que en la medida en que las autoridades trabajen con un diagnóstico adecuado de los problemas económicos, hay posibilidades de revertir la situación que es complicada. Y es complicada, y lamento caer en el lugar común, pero la herencia, ¿no? 

- ¿Qué pasó en estos 15 meses de gobierno? Hay cosas para corregir?

- El Gobierno evaluó que las correcciones clave no tenía premura para hacerlos. Es un gobierno que se manejó como si tuviese todo el tiempo del mundo y en eso no estoy de acuerdo. Creo que lamentablemente en Argentina para hacer buena política económica siempre estamos contra reloj, porque después de cierto tiempo se ponen en marcha fuerzas, como las que vimos en estos días, que en realidad terminan neutralizando las buenas medidas económicas que se puedan hacer. Ahora, el gobierno falló así como hizo cosas muy bien en particular en la relación con el sistema financiero internacional, con los tribunales de Nueva York, falló fuerte en no contener el gasto público. No terminan de entender las limitaciones que tiene el déficit fiscal argentino que es récord, combinada con una presión tributaria también récord. Eso es tan obvio...y no terminan de encararlo. Eso es una muy mala noticia.

- Decías al principio que estamos muy influidos por el paro docente, las marchas. ¿Es posible un recorte de gastos?

- Si, siempre esposible. Aún las circunstancias más adversas, nosotros lo hicimos en 2002. Siempre ahí es cuando paga más poner en caja la política fiscal. Pero si no tenés en claro esto, si sabes un poco de economía pero no sabes mucho, hay gente que se asusta.

- ¿Cómo influye la llegada de Trump para la Argentina?

- Lo de Trump, gracias a las demoras de su equipo para consolidarse, todavía podemos decir que no salió a la cancha pero las cosas que están en preparación son inquietantes. Más aún para los países que tienen mayor mercado en los Estados Unidos, que no es el caso de Argentina. En términos relativos no está mal, pero la situación de Canadá, México, Alemania, es de gran fragilidad a la luz de algunas cosas que se van a discutir en las próximas semanas, en particular el ajuste impositivo de frontera que promete ser una revolución y puede dar vuelta el orden internacional de posguerra.