ECONOMIA TIPO DE CAMBIO

Importadores y agentes de turismo esperan que aflojen las restricciones

Los sectores que se vieron afectados por los distintos cepos que introdujo el Gobierno para cuidar los dólares ven en el acuerdo con el Club de París una posibilidad de “normalización”, con una mayor fluidez para la aprobación de las importaciones o acceso a divisas para viajes y ahorro o la baja del anticipo del impuesto a las Ganancias que se paga en compras en el exterior.

A los agentes de viaje, la noticia les llegó durante su congreso anual en Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, donde los que operan con el exterior tuvieron un mal primer trimestre. “El acuerdo con el Club de París es una buena noticia para el sector turístico. Por lo menos, es condición necesaria para dejar de empeorar”, estimó el economista Matías Tombolini. Por lo pronto, la primera señal inmediata y positiva para el sector turístico fue “que se haya quedado quieto el dólar blue”, comentaban después de conocerse el acuerdo.

Para el comercio exterior, la noticia permite descomprimir la balanza que, ante un acceso a los mercados internacionales restringido y la escasez de inversión extranjera directa, se convirtió en la única vía genuina de ingreso de divisas, pero que también empezó a declinar por la caída de exportaciones, lo que hizo a su vez que el grifo se cerrara más sobre las importaciones.

“Al margen de que se podría haber hecho antes y a mejores valores, lo vemos de manera positiva por varios motivos: reconstituye el crédito interempresarial, entre casas matrices y proveedores, por un lado, y los importadores locales por otro. También permite acceder a incorporación de tecnología en mejores condiciones, tasas más bajas y créditos más accesibles”, explicó el director de Relaciones institucionales de la Cámara de Importadores, Miguel Ponce. Las compañías aseguradoras también podrían volver a tomar reaseguros de exportación.



Redacción de Perfil.com