ECONOMIA PERSISTE EN EL ORGANISMO

Indec: buscan restarle protección gremial a la ‘patota’ de Moreno

.

Inamovible. El ex secretario se fue, pero sus hombres más pesados continúan en el ente.
Inamovible. El ex secretario se fue, pero sus hombres más pesados continúan en el ente. Foto:Cedoc Perfil
El cruce del viernes entre el titular del Indec y representantes del gremio estatal UPCN anticipó la pelea que se viene: remover a la “patota” que llegó con la intervención de Guillermo Moreno y persiste en el organismo.

La inmunidad gremial permitió que hasta ahora parte de los “apóstoles” del ex secretario de Comercio resistan en el Indec. Otra parte fue reubicada el año pasado en otros ministerios, después de un fuerte reclamo desde UPCN, que tiene entre uno de sus dirigentes a Damián Comas, uno de los laderos morenistas.
“Me preguntan por qué sigue la patota en el Indec. Siguen porque son delegados”, aseguró Jorge Todesca a través de su cuenta de Twitter. En el Gobierno aspiran a que, como se redujo la planta del Indec, también se achique la cantidad de delegados. Según las estimaciones, por la cantidad de trabajadores (unos 1.500) deberían ser unos 20 delegados por gremio, tanto para ATE como para UPCN. Este último hoy tiene unos 99 delegados y habrá elecciones en junio. ATE tiene 22, según contabilizan en el organismo, y debe elegir nuevos representantes en octubre.

Herencia “pesada”. Hasta mediados de 2016, pese a que la nueva gestión entró en el Indec en diciembre de 2015, resistieron algunos como el mismo Comas, Fernando Scigliano, Rafael Figueredo, Ricardo Alvariño y Matías Enríquez. Según las denuncias de ATE en 2008, a la patota la comandaron desde el comienzo de la intervención Hernán Brahim, José Luis Blanco y Rubén Zampino, en conjunto con agremiados de UPCN y la entonces directora del Indec, Ana María Edwin.

El viernes, en medio del paro de UPCN, el titular del Indec, Jorge Todesca, acusó a “la patota” de sabotear la información del organismo y anticipó una denuncia penal. No es la primera vez que Todesca denuncia a la “patota”. A mediados del año pasado, un grupo agredió a la directora de la Encuesta Permanente de Hogares, Cynthia Pok, una técnica que había sido desplazada por la intervención de Moreno en 2007.

El viernes, UPCN convocó a un paro en un reclamo por las “horas censales”, ítem que se dejó de pagar y que implica una pérdida salarial de hasta $ 2 mil según los casos. El jueves ATE hizo un acto en la puerta del organismo por el pago de ese plus salarial, al que Todesca respondió que se hizo un pedido al Poder Ejecutivo nacional para abonar un “suplemento por función estadística” este año en el que no hay censos, como retribución “por el esfuerzo por recuperar las estadísticas nacionales”.
UPCN, además del pago de las horas censales, pidió que se renueven 31 contratos que vencen a fin de mes. Pero el reclamo por el recorte salarial derivó en un intento de sabotaje, según denunció Todesca, contra la red interna y la web.