ECONOMIA QUIEREN DEJAR DE RECIBIR EFECTIVO

Insólitos operativos ‘quedate con los pesos’

.

Modelo. Estudian sorteos “a lo Weich” para las familias conserven billetes en sus hogares.
Modelo. Estudian sorteos “a lo Weich” para las familias conserven billetes en sus hogares. Foto:CAPTURA DE VIDEO
Los bancos buscan soluciones “creativas” para resolver el problema de la falta de espacio en las tesorerías, el dilema que se agravó con la llegada de los dólares del blanqueo pero que ya generaba discordia para los directivos del sistema por el aumento de la emisión de pesos de los últimos años, que si bien aminoró, se mantiene.
 
Según remarcan directores de entidades privadas, los motivos profundos del problema, como la estimación de una economía en negro que llega a un 40% o la cantidad de años que se demoró en imprimir billetes de mayor denominación, crearon las bases de un exceso de billetes de pesos. La absorción de papeles por parte del Banco Central y el lanzamiento este año de unos 200 millones de billetes de $ 500 y unos 15 millones de $ 200 los “ayuda” pero no llega a resolver el amontonamiento en sus bóvedas, que no se detiene.
Mientras que los bancos se quejan porque aseguran que el Central “no recibe los pesos”, en la autoridad monetaria aclaran que “sólo se reciben los que deben ser destruidos por deterioro, y eso se normalizó este año con la compra de maquinaria”. Un posible objetivo oficial puede ser fomentar el uso del dinero electrónico.

Planes. Con este escenario, en las reuniones de directores sobrevuelan operativos “quedate con los pesos”, ideas para evitar que se desprendan de los pesos. Según confió un ejecutivo a PERFIL, un banco analiza lanzar un concurso similar al que años atrás llevó a la pantalla Julián Weich con los billetes de $ 2. En su programa, se sorteaba un número de serie de billete, y quien se presentara con el billete elegido ganaba el premio. El éxito fue tal que se llegó a culpar al programa de la falta de esos papeles en circulación.“Podríamos hacer lo mismo pero esta vez con los de $ 50, que son los que más nos molestan, y de esa forma daríamos un incentivo a las familias para que los tuvieran en sus casas, y nos depositaran los de $ 100”, aseguró, y aclaró que para que funcione, la recompensa debe ser interesante.

Otro mecanismo que los ilusiona para aliviar los pesados canastos repletos de billetes que apilan en las tesorerías es simplemente dejar de aceptar efectivo en los pagos que los clientes realizan de servicios, y aceptar únicamente el pago electrónico. Esto es, por supuesto, mucho más complejo por su alcance y admiten que requiere un diálogo con los organismos del Estado, ya que la mayoría de los contribuyentes realiza pagos a AFIP con efectivo a través de bancos. Por supuesto, también está el camino más lógico que es el desarrollo de tecnología que desaliente el uso de efectivo, donde los bancos tienen distintos grados de maduración y en donde el Banco Central ha puesto un fuerte énfasis. Un claro ejemplo fue el Hackaton de innovación financiera organizado por la entidad el mes pasado.