ECONOMIA COMIDA CHATARRA

Preparan un proyecto contra los juguetes de la Cajita Feliz

Se trata de una medida similar a la implementada en Chile para poner fin a la obesidad infantil.

Los impulsores de la medida son los mismos fabricantes de juguetes locales.
Los impulsores de la medida son los mismos fabricantes de juguetes locales. Foto:Cedoc

Los jugueteros locales estudian promover una ley al estilo chileno que limite el vínculo de los juguetes con la comida chatarra. Los cañones apuntan contra la tradicional “Cajita Feliz” de McDonald's, pero también alcanzaría a otras cadenas de comida rápida. En el país trasandino, por ejemplo, la ley también puso en jaque a golosinas como los huevos Kinder.

Los impulsores de la medida son los mismos fabricantes de juguetes locales. “Queremos terminar con la idea de atar la comida chatarra a un juguete”, explicó el presidente de la Cámara que agrupa a las empresas nacionales, Matías Furió.

En el caso chileno, la medida fue promovida por el Ministerio de Salud, que alertó que el 60% de los chicos de hasta 12 años padecía sobrepeso y consideró que al contener juguetes, las empresas llevaban a los niños hacia una alimentación basada en azúcares, grasas y carbohidratos en lugar de frutas y verduras.

La gota que colmó el vaso habría sido un pedido de McDonald's para importar los juguetes -siempre fueron traídos desde el exterior- con arancel cero en lugar del arancel del 35% que aplica el Mercosur. Según Furió, la empresa recurriría al Gobierno con este pedido.

Consultados por Perfil, fuentes de Arcos Dorados dijeron no estar al tanto del pedido para importar sin aranceles.

La empresa de comida rápida es uno de los principales importadores de juguetes para el mercado interno junto con Ferrero -Kinder- y los supermercados.

No es un tema de importación, porque las empresas nacionales no están en condiciones se cumplir con lo que quiere McDonald's. Se intentó en la época de Guillermo Moreno (ex secretario de Comercio) pero no se pudo hacer porque cambian los modelos constantemente. Lo que no queremos es que se genere que los chicos quieran la comida chatarra por el juguete”, señaló Furió durante la presentación de un informe sobre el sector en el marco del próximo Día del Niño, que se celebra el 19 de este mes.

Desde Arcos Dorados indicaron que se trabaja con la Cámara del Juguete para “testar que sean aptos antes de que salgan al mercado y que cumplan con todas las certificaciones” y reconocieron que se importan porque “sería imposible que los jugueteros locales puedan hacerlos por volumen y variedad de modelos”.