ECONOMIA CRITICO AL CAMPO Y AL TITULAR DE LA UIA

Kicillof cuestionó a empresarios en La Feliz

Foto:Cedoc Perfil
Agencias
“No es un coloquio ni de ideas”, aseguró el titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof, sobre la reunión de empresarios que se desarrolló hasta ayer en Mar del Plata.
El Coloquio de IDEA, donde abundaron las críticas al Gobierno, fue eje de los cuestionamientos tanto del jefe de Gabinete Jorge Capitanich como del ministro de Economía, que indicó a radio Nacional Rock que “no se ha visto mucho cuál es el contenido” del coloquio “más allá de la crítica habitual y ahora el desfile de opositores”.
“Esta vez fue un poco más caricaturesco lo que fueron a hacer”, agregó el funcionario, que consideró que el encuentro anual fue “una reunión de nostálgicos de los 90”.
Entre apelativos varios, el ministro sostuvo que tuvo que leer lo que pasaba en la ciudad balnearia a través de los diarios. Este año, la representación “oficial” estuvo a cargo del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien también refutó los dichos de empresarios desde Mar del Plata.
Para Kicillof, el Coloquio debería llamarse “ni una idea” –no perdió oportunidad de hacer referencias al nombre de la organización– y “se parece más a un estudio de televisión que a un coloquio”, señaló sobre el evento que en su escenografía apunta a los sillones para el diálogo “distendido” de los participantes y las luces de colores.
“Como tampoco los diarios informan demasiado bien estoy esperando que me envíen cuando termine, si quieren, cuáles fueron sus conclusiones y veremos si se discutió algo, si se pensó algo que pueda ayudar a alguien más allá de ellos mismos”.
También el titular de la Unión Industrial Argentina, Héctor Méndez, recibió las críticas de Kicillof. “A Méndez no le habíamos jurado que los proyectos de ley que presentamos tenía que tener su aprobación”, señaló sobre los últimos frentes de conflicto como la Ley de Abastecimiento.
Por otra parte, después de haber captado la promesa de US$ 1.200 millones extra de liquidación sojera, Kicillof volvió a señalar que los productores este año “han guardado la mitad de la cosecha” y volvió a vincularlos con una campaña para generar una devaluación. “El que guardó es como si hubiera perdido cinco millones de toneladas, perdieron un 25%”.

Redacción de Perfil.com


Temas: