ECONOMIA EN ALZA, PESE A LA RECESION

Kicillof no sólo enamora a CFK: tiene fans y hasta equipo de fútbol

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam
Pese a la recesión y a la incertidumbre por el futuro del dólar, el ministro de Economía, Axel Kicillof, está en alza. Próximo a cumplir 43 años, reacio a la corbata y de buena retórica, enfrentarse a lo peor de las finanzas mundiales le está valiendo una fama inesperada: en su barrio lo alientan para que no afloje, jóvenes le piden fotos como si fuera un “rock star” y hasta ex alumnos del Nacional Buenos Aires lo inmortalizan en el nombre de un equipo de fútbol.
Así se explica la explosión en las redes sociales de la foto que varias chicas se sacaron besando al jefe del Palacio de Hacienda al término del acto de Cristina Kirchner en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires el miércoles pasado. “La chica que lo tuiteó aclaró que la foto se la sacó el marido”, aclara el funcionario ante sus colaboradores para bajar el tono a la fama de latin lover que el mundo ha ido alimentando de un hombre que está casado con Soledad Quereilhac y tiene dos hijos. En plena disputa con los fondos buitre, antes del default, el portal estadounidense BuzzFeed había hablado de  que internet ardía por el “maravilloso ministro” de la Argentina, y citaba comentarios de mujeres en la web que alababan su figura.
Se trata de la expresión más frívola de una realidad más profunda. La pelea del Gobierno con los fondos que ganaron el juicio en Nueva York mejora la imagen de la Presidenta y también de su economista preferido, al punto que en el kirchnerismo ya circulan encuestas que empujan una eventual candidatura presidencial para el año que viene. Kicillof, además, está cómodo en la confrontación, y considera que puede administrar la turbulencia cambiaria que creció esta semana y llevó el blue a $ 14 y la brecha a niveles más parecidos a la predevaluación de enero. Niega cualquier salto abrupto en el tipo de cambio y minimiza la cotización ilegal. La considera especulación e intentos desestabilizadores. Mientras, suma una catarata de metáforas para reiterar críticas al juez Thomas Griesa y al poder político en general estadounidense.
En realidad, en el universo Cristina, el ministro siempre estuvo en alza. “A la Presidenta la tengo hipnotizada”, dijo alguna vez, según cuenta Ezequiel Burgo en la biografía no autorizada El creyente. Quizás,  ahora parte de la población esté bajo el mismo hechizo. Un grupo de ex estudiantes de su colegio hoy lo homenajea con el nombre de un equipo en un campeonato de fútbol. Se llama La Kichibanda del Asadito. Atención: si gana mañana, se enfrentará a El Petrolero, donde juega nada menos que Andrés “el Cuervo” Larroque.

J. S.